Edificio de Siemens AG en Múnich
Edificio de Siemens AG en Múnich - REUTERS

Siemens gana un 11 % más en los tres primeros trimestres de 2017/18

La compañía alemana logró un beneficio neto atribuido de 5.248 millones de euros

Actualizado:

El grupo tecnológico e industrial alemán Siemens logró un beneficio neto atribuido en los tres primeros trimestre de su ejercicio económico, que comenzó en octubre de 2017, de 5.248 millones de euros, un 11% más.

Siemens, que ha aprobado una nueva estructura en la compañía, informó hoy de que la facturación se mantuvo entre octubre de 2017 y junio de 2018 en 60.437 millones de euros.

La entrada de pedidos mejoró en los tres primeros trimestres un 9 % (67.596 millones de euros). Sin embargo, en el tercer trimestre ganó un 18,5 % menos (1.106 millones de euros) debido a unos impuestos más elevados.

El beneficio de la Fábrica Digital y de otras divisiones compensó la fuerte caída en la división de Electricidad y Gas. La fortaleza del euro tuvo un efecto negativo en la facturación, que bajó en el tercer trimestre, y en la entrada de pedidos.

La facturación subió en la mayoría de las divisiones del negocio industrial, pero bajó significativamente en Electricidad y Gas y en Siemens Gamesa.

El mayor beneficio y el que más creció fue el de la Fábrica Digital, pero en Electricidad y Gas bajó con fuerza debido a las condiciones de mercado adversas.

Los tipos de cambio tuvieron un efecto negativo en el resultado de Siemens Healthineers, la división de gestión de energía y en la de procesos industriales.

Siemens Gamesa redujo en los tres primeros trimestres el beneficio operativo neto (Ebit) a 131 millones de euros, un 56,2 % menos, debido a la presión sobre los precios sobre pedidos anteriores para turbinas eólicas onshore (en tierra) y a factores relacionados con la ejecución de grandes proyectos eólicos offshore (en el mar).

Siemens Gamesa registró en el tercer trimestre un fuerte crecimiento de los pedidos debido a un volumen mayor de grandes pedidos, que incluyeron un contrato de 1.300 millones de euros para un parque eólico en el mar en el Reino Unido.

Varios pedidos en el negocio en tierra mostraron señales de una estabilización de los precios.

Siemens prevé en todo el ejercicio un modesto crecimiento del volumen de negocios descontados los efectos de los tipos de cambio y de operaciones de cartera. Estos pronósticos excluyen costes por cuestiones legales y reguladores y por la introducción de la nueva estrategia.

Siemens va a simplificar su estructura para mejorar su eficiencia y se concentrará a partir del 1 de octubre en tres áreas operativas: Gas y Electricidad, Infraestructura Inteligente e Industrias Digitales.

A estas tres áreas se suman compañías estratégicas, la empresa de tecnología sanitaria Siemens Healthineers, Siemens Gamesa y Siemens Alstom, ésta última resultará de la fusión de Alstom y la división de movilidad Siemens Mobility.

Las nuevas áreas operativas agruparán los negocios que ya tenía hasta ahora como la técnica para edificios, gestión de energía, centrales energéticas, gran parte de los procesos industriales y motores, así como la fábrica digital.