HERAS

Mientras el petróleo ha bajado un 15%, la caída de los carburantes no llega al 1%

La fuerte carga fiscal de la gasolina y del gasóleo frenan un mayor descenso de los precios

MadridActualizado:

Los precios de los carburantes en nuestro país apenas han variado a pesar de que el petróleo ha caído un 15% en las dos últimas semanas, hasta los 60,56 dólares el barril, y del descenso de las cotizaciones internacionales de la gasolina y del gasóleo. Esto se debe, sobre todo, a la fuerte carga fiscal que soportan los combustibles.

Sin embargo, en los últimos quince días los precios medios de la gasolina solo han bajado un 0,4%, hasta los 1,349 euros, y el del gasóleo un 0,9%, a 1,247 euros, según ha publicado hoy el boletín petrolero de la UE.

Como el 53% del precio de venta de cada litro de gasolina son impuestos (0,472 euros del impuesto Especial más el 21% del IVA), el descenso del petróleo y de la cotización internacional de este carburante solo repercute en el 47% del precio de venta al público, ya que la parte de los impuestos es fija.

Lo mismo sucede con el gasóleo, aunque en este caso sus impuestos suponen el 48% del precio de cada litro (0,379 euros del impuesto Especial más el 21% del IVA).

Es decir, que cuando baja el petróleo y las cotizaciones de los carburantes su impacto en los precios de la gasolina y del gasóleo es menor, no descienden con el mismo porcentaje.

Por el contrario, cuando suben el crudo y las cotizaciones de los carburantes, el efecto es el contrario y los precios se encarecen en menor cantidad. Así, hasta hace dos semanas, el petróleo había subido casi un 30% a lo largo de este año, mientras que en el mismo periodo la gasolina solo lo había hecho en un 15% y el gasóleo en un 11%.