Carlos Bertomeu, Consejero Delegado de Air Nostrum,
Carlos Bertomeu, Consejero Delegado de Air Nostrum, - MIKEL PONCE

Sepla pide garantías para mantener la producción a cambio de desconvocar las seis huelgas de este mes

El Sepla ha señalado que la fórmula que propone «se limita a regular la externalización para garantizar la producción de los pilotos» y pide separar el convenio colectivo de este conflicto

ValenciaActualizado:

Los pilotos de Air Nostrum representados por el Sepla han ofrecido a la compañía que firme una «fórmula que permita garantizar la producción» al colectivo que se limite a regular la externalización. A cambio, esto supondría la desconvocatoria inmediata de las seis jornadas de huelga para los días 15, 16, 17, 22, 23 y 24 de abril.

En un comunicado, el Sepla ha señalado que la fórmula que propone «se limita a regular la externalización para garantizar la producción de los pilotos». Desde el Sepla, han señalado que «Air Nostrum la ha rechazado, dando muestras de no querer poner fin a este conflicto que lleva abierto casi dos años».

El sindicato ha aclarado que «la externalización es el único motivo que justifica esta huelga, lo que se puede demostrar echando un vistazo a la hemeroteca». Desde hace casi dos años, Sepla se ha manifestado «en contra de una política que busca reducir el tamaño de la actividad de la empresa mediante el desvío de vuelos y producción de Air Nostrum a otras empresas, curiosamente de los mismos propietarios». "Resulta evidente que las consecuencias de esta práctica recaerían directamente sobre los puestos de trabajo de Air Nostrum", han agregado.

Desde el sindicato han señalado que hace dos años, los propietarios de Air Nostrum han creado un conglomerado empresarial llamado ILAI, con diferentes ramas de negocio. La división aérea está compuesta por tres aerolíneas; la maltesa MedOps, la irlandesa Hibernian y la propia Air Nostrum.

«Desde el nacimiento de ILAI, los dueños de Air Nostrum están llevándose aviones de esta aerolínea española a las otras compañías del grupo, lo que en la práctica ha reducido la flota de Air Nostrum en ocho aviones con respecto a hace dos años», han agregado.

Por ello, el Sepla no acepta que se le acuse de llevar a cabo una huelga por unos motivos que no tienen nada que ver con la realidad. La negociación del convenio continúa con normalidad hasta la fecha por parte del sindicato. «Es la propia Air Nostrum la que ha tratado de vincular la externalización al convenio colectivo de pilotos, condicionando un pacto sobre externalización a la firma por parte de Sepla de un convenio colectivo muy a la baja, que situaría a los pilotos de Air Nostrum muy por debajo de las condiciones actuales de mercado», ha denunciado el sindicato.

Críticas contra el «chantaje» de la dirección

Para el sindicato, el «chantaje» de la empresa es «inaceptable». «Máxime cuando Sepla ha ofrecido desconvocar la huelga si se firma un acuerdo que regule los límites al desvío de la producción de Air Nostrum o un compromiso que garantice dicha producción», ha agregado.

El Sepla ha pedido a Air Nostrum que «mantenga la negociación del convenio fuera de este conflicto, y que cumpla lo pactado en el pasado con sus pilotos sobre la regulación de la externalización para instaurar en la empresa la paz social que dice desear».

«Si Air Nostrum sigue negándose a firmar un pacto sobre producción, estará sembrando dudas más que razonables sobre el futuro que quiere para su empresa, su viabilidad e incluso su supervivencia», ha agregado.