Sareb lanza una promotora que entregará más de 17.000 viviendas hasta 2027

La firma se denominará Árqura y ofrecerá pisos con un valor medio que rondará los 200.000 euros

MadridActualizado:

Sareb acelera su plan promotor. El «banco malo» ha anunciado hoy la creación de Árqura, un Fondo de Activos Bancarios (FAB) diseñado para la promoción y gestión de activos residenciales al que la compañía dirigida por Jaime Echegoyen ha dotado con activos valorados en 811 millones. La intención de esta nueva firma, que estará participada en un 10% por Värde, es invertir 2.238 millones hasta 2027 en la promoción de 17.095 viviendas.

Estos inmuebles estarán repartidos por toda la geografía española, pero la mayoría de las promociones (el 58%) se localizarán en Andalucía, Cataluña y Madrid. De hecho, la comunidad andaluza recibirá el 41% de la inversión prevista: 915 millones. Entre los activos con los que nace Árqura, un 41% son promociones en curso, un 29% suelo en desarrollo, un 27% suelo finalista y un 3% promociones paradas.

La intención del «banco malo» es entregar las primeras viviendas a finales de este año o a principios de 2020. Serán promociones localizadas en Badalona (103 viviendas), Granada (56 viviendas) y Vigo (36 viviendas). El resto de las entregas se irá realizando de forma paulatina (Sareb evitó ayer ponerse objetivos anuales), concentránse en 2023 el grueso de las promociones. Todos estos proyectos estarán dirigidos en principio a la compra, pero la compañía no descarta desarrollar inmuebles destinados al alquiler.

El presidente de la compañía, Jaime Echegoyen, ha presentado este martes en Madrid el nuevo proyecto, cuyos activos estarán gestionados por la promotora Aelca. «Nos aportará la experiencia necesaria para desarrollar este proyecto», ha destacado Echegoyen. El valor medio de estos inmuebles rondará los 200.000 euros, ha destacado este martes Sareb.

45.000 viviendas

Según el directivo, «se han escogido cuidadosamente los activos con los que se lanza el proyecto». Y es que además de la cartera que ha integrado en Árqura, Sareb cuenta, aproximadamente, con otras 45.000 viviendas y 3.700 metros cuadrados de suelo.

«Las promociones se situarán donde haya demanda, repartidas por 15 comunidades», ha explicado Echegoyen, que también ha destacado que «existe una falta de oferta en el mercado que es la que está provocando que se disparen los precios».

Respecto a las perspectivas del mercado inmobiliario, el presidente del «banco malo» ha asegurado que «seguirá habiendo demanda» en los próximos años. La mayor parte de las entregas de estas nuevas viviendas se concentrará en el 2023. La financiación de la nueva sociedad está garantizada gracias a la liquidez Sareb, aunque tampoco se descarta que Árqura acuda a los mercados.

Por su parte, el director general de Aelca, Javier de Oro-Pulido, ha señalado en el mismo acto que «el acceso a la vivienda es uno de los principales problemas de España». Además, ha asegurado que el plan de negocio en el que se apoya la constitución de Áqura ha tenido en cuenta factores como el periodo actual de la concesión de licencias y el incremento de los costes de la producción. «Estamos en una coyuntura de ajuste de mercado y hasta que coja tracción pasará un tiempo», ha señalado.