El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez - ABC

Sánchez anuncia un real decreto para que la banca pague el impuesto de las hipotecas a partir de ahora

El presidente del Gobierno choca con el presidente del Supremo por sus críticas a la ley hipotecaria: «Lamento discrepar con él cuando habla de que ley hipotecaria no está clara. Hablamos de ley que regula el AJD»

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta mañana que el Gobierno aprobará de inmediato un real decreto Ley que modificará el artículo 29 de la Ley que regula el impuesto de transmisiones patrimoniales y el conocido como impuesto de las hipotecas para que "nunca más los españoles paguen este impuesto y lo pague el sector financiero".

El impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que se abona al formalizar la hipoteca en concepto de escritura notarial. Actualmente está cedido a las comunidades autónomas, que tienen la protestas de recaudar el tributo. Ayer, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cifró en 5.000 millones de euros la cantidad que el conjunto de regiones se verían obligadas a pagar si el Supremo hubiera decidido que tenía que pagarlo el banco con retroactividad de cuatro años.

Tras la decisión del pleno de la sala de lo Contencioso-Administrativo que se decantó por mantener la jurisprudencia de las últimas dos décadas, contra la sentencia del 16 de octubre, Sánchez se ha reunido esta mañana en Moncloa con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la ministra de Economía, Nadia Calviño. En esa reunión se ha tomado la decisión definitiva de promover un cambio legislativo.

En una rueda de prensa convocada de urgencia esta misma mañana y antes del Consejo de Ministros que se celebrará mañana jueves, el presidente del Gobierno ha comunicado eso sí que no habrá retroactividad y que será aplicable «a partir de su entrada en vigor».

El presidente del Gobierno ha descartado la posibilidad de suprimir el impuesto ya que los recursos del mismo los reciben las Comunidades Autónomas, que soportan la gestión de la Sanidad y la Educación: «Lo que queremos es que pague la banca y no la ciudadanía. Los que plantean la supresión que hablen con los presidentes autonómicos», ha dicho Sánchez.

La presión de Podemos

El Gobierno ha actuado con celeridad acuciado por la presión de Podemos, los más contundentes en su crítica al Supremo, hasta el punto de haber convocado una manifestación ante la sede del Supremo el próximo sábado. De hecho, pocos minutos después de la intervención de Sánchez, Pablo Iglesias ha publicado un tweet en el que asegura que la medida del Ejecutivo «no basta».

«La propuesta del Gobierno es «a partir de mañana paga la banca». Está bien pero no basta. Hay que legislar para hacer lo que dijo la sección II de la sala III del TS: devolver a las familias su dinero y que los bancos paguen lo que deben. Así lo propondremos en el Congreso», ha apuntado el líder de la formación morada. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dado por su parte vía libre al Gobierno y ha dicho que apoyará «la solución más rápida».

Pero en lo que respecta a las demandas de Podemos, el presidente del Gobierno ha sido muy claro al comprometerse con la seguridad jurídica y recordar que «las reglas fiscales no obedecen al principio de retroactividad». Y en este sentido no ha querido manifestarse sobre un posible aluvión de demandas de personas que reclamen la responsabilidad patrimonial del Estado: «No me compete decirle a los ciudadanos decirles si tienen la capacidad o no".

Sánchez ha comenzado diciendo que «el Gobierno respeta la labor y la independencia del poder judicial» pero dejando claro el descontento con la misma. «Como poder ejecutivo no podemos dejar de lamentar la situación», que ha asegurado que «no es positiva ni para entidades, ni para jueces ni para los ciudadanos». El presidente ha anunciado también que propondrá la creación de una autoridad de protección de los clientes financieros.

Sobre la posibilidad de que las entidades financieras trasladen estos gastos encareciendo las hipotecas, el presidente del Gobierno ha dicho esperar que no sea así, destacando que su impresión es que no será así porque "el mercado hipotecario es muy competitivo".

El resto de cuestiones que puedan abrirse dentro del mercado hipotecario Sánchez las ha remitido al debate que se abrirá en el Congreso para modificar la ley hipotecaria. El Real Decreto anunciado es por tanto una medida quirúrgica y que afecta únicamente a los AJD: «Estamos hablando de la aprobación de un real decreto para actuar con ley que modifica este impuesto. El resto del mercado hipotecario está en debate».

Y en este punto el presidente del Gobierno ha rectificado al presidente del Supremo, Carlos Lesmes, que minutos antes había asegurado que todo lo sucedido se había producido por una falta de claridad en la ley hipotecaria: «Lamento discrepar con él cuando habla de que ley hipotecaria no está clara. Hablamos de ley que regula el AJD».