Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair
Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair - AFP

Ryanair afirma que las huelgas que vive en España están organizadas por tripulantes de Norwegian

La aerolínea se compromete a implementar contratos locales entre su plantilla este año

MadridActualizado:

Ryanair asegura que negociará «exhaustivamente» acuerdos con sus pilotos y tripulantes de cabina (TCP), pero al mismo tiempo responsabiliza a otras aerolíneas de la convocatoria de las últimas huelgas. En el caso de España, donde la empresa vivirá el próximo viernes una nueva movilización, la «low cost» asegura que han sido los TCP de Norwegian en Alicante los que han impulsado las protestas.

«No conocemos ninguna otra empresa multinacional en Europa en la que los empleados de la competencia interfieran con sus negociaciones sindicales», señala la aerolínea. De hecho, la compañía de bajo coste ha solicitado una investigación a la Comisión Europea sobre el comportamiento «anticompetitivo» de determinadas organizaciones sindicales.

Y es que la aerolínea también achaca a TAP el conflicto que mantiene con sus tripulantes portugueses. Mientras, en Holanda y Suecia asegura que las negociaciones se han paralizado porque los trabajadores contaban como interlocutor a un piloto de KLM y Braathens, respectivamente. Alrededor de un 8% de los clientes de la aerolínea, según admite la propia empresa, se han visto afectados por los paros.

«El negocio de Ryanair está siendo dañado por huelgas innecesarias e interferencia disruptiva en nuestras negociaciones sindicales de buena fe, promovidas y coordinadas por los empleados de las aerolíneas competidoras, sus sindicatos y grupos de presión», apunta la empresa, que aclara que Lufthansa, Iberia y TAP no permiten que haya delegados sindicales de Ryanair en sus negociaciones.

Con todo, la compañía de bajo coste ha detallado que está dispuesta a negociar aspectos como salarios, turnos de descanso y «beneficios locales» para trabajadores de cada país y contrataciones directas de personal, en lugar de a través de agencias. Además, para los pilotos, la empresa irlandesa también se compromete a tratar cambios de base, ascensos y otros «aspectos importantes».

El comunicado de Ryanair se produce escasas horas después de que la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, haya pedido a la compañía de bajo coste que aplique la legislación laboral de cada país en el que opera. El respeto de las leyes en materia laboral, según Thyssen, «no es algo que los trabajadores debieran tener que negociar».

Michael O'Leary, consejero delegado de la compañía, tildó esta demanda de «irrelevante» porque Ryanair ya está ofreciendo estos contratos locales a su plantilla. Los sindicatos, sin embargo, niegan que esta oferta se haya producido.