Junta de accionistas de Repsol el pasado mayo
Junta de accionistas de Repsol el pasado mayo - EFE

Repsol obtuvo un beneficio de 2.171 millones, el mayor en diez años

El consejo propondrá a la junta la reelección de Brufau como presidente y de Imaz como consejero delegado ejecutivo

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.171 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 37,1% más que en el mismo periodo del año anterior, y ha logrado su mejor resultado en un tercer trimestre en los últimos diez años con 625 millones.

Según ha comunicado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio neto ajustado, el que mide la marcha de los negocios, se situó en 1.720 millones de euros, un 11,5% superior al que tuvo entre enero y septiembre de 2017, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 5.833 millones de euros, un 23,7% más.

Repsol incrementó su producción de hidrocarburos un 3,7% en los nueve primeros meses del año, hasta los 713.000 barriles equivalentes de petróleo al día apoyada por la puesta en marcha de proyectos en Trinidad y Tobago, Reino Unido, Argelia, Perú y Malasia.

El área de «upstream» (exploración y producción) obtuvo un resultado de 1.015 millones de euros, el doble del obtenido entre enero y septiembre del año anterior, debido a las medidas de eficiencia implantadas, a los mayores volúmenes y al repunte de los precios internacionales.

En el negocio de «downstream» (refino, química, marketing, lubricantes, trading, GLP, gas y electricidad), el resultado ascendió a 1.098 millones de euros.

A finales de junio, Repsol anunció la compra de activos no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora, que le aportará 750.000 clientes, con lo que elevará su capacidad total de generación instalada hasta los 2.950 MW.

Por otra parte, el consejo de administración ha aprobado proponer a la próxima junta de accionistas la reelección en sus cargos del presidente, Antonio Brufau, y del consejero delegado ejecutivo, Josu Jon Imaz, ambos por el plazo estatutario de cuatro años.

También ha acordado proponer la reducción de 16 a 15 el número de miembros del consejo de administración.