Repsol negociará con el resto de socios de CLH el relevo de Boyer por Blanco en la presidencia

ABC/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. La nueva dirección de Repsol-YPF mantendrá abierta la negociación con los socios de CLH con vistas a un cambio en la presidencia de esta empresa, en la que Repsol aspira a colocar a Ramón Blanco en detrimento del actual presidente, Miguel Boyer.

Repsol controla un 25% en la operadora de oleoductos española y el resto de los accionistas (Enbridge, Cepsa, Oman Oil, Disa, BP, Galp y China Aviation) han mostrado su malestar por enterarse por la prensa de las intenciones de Repsol respecto al operador logístico común. Para proceder al cambio en la presidencia de CLH, el candidato debe contar con el apoyo del 65% del capital como mínimo, lo que imposibilita de hecho que Repsol pueda imponer el cambio sin acuerdo con al menos dos de los principales accionistas.

Además, fuentes de los accionistas descontentos con la actitud de Repsol recuerdan que la destitución de Boyer en la presidencia de CLH puede acarrear el pago de una indemnización millonaria, por lo que no es sólo una cuestión de formas lo que se debate, sino que existe una vertiente económica que todos los accionistas tienen que debatir.

Por ello y ante la reunión del consejo de CLH previsto para hoy, desde Repsol se ha apresurado a matizar que el cambio en la presidencia de CLH no es un objetivo prioritario ni preferente y a subrayar que para este tipo de cambios siempre han sido partidarios del mayor consenso posible.

Con todos estos condicionantes, desde Repsol se descarta que en el consejo de CLH se vaya a debatir hoy formalmente propuesta alguna para la sustitución de Miguel Boyer al frente de la empresa, aunque sí se mantiene la idea de nombrar a Ramón Blanco consejero de la empresa, paso previo a que cuando culminen las conversaciones entre accionistas que Repsol quiere impulsar Blanco pueda ser elegido presidente de la empresa.

La pretensión de Repsol es que Blanco ejerza como presidente ejecutivo de la compañía, por lo que su nombramiento acarrearía también la salida del actual consejero delegado de CLH, Eduardo Llorens, que ejerce las funciones de primer ejecutivo.

Blanco fue hasta el pasado día 13 consejero delegado de Repsol, pero la reorganización llevada a cabo por Antoni Brufau suprimió este cargo al asumir el propio Brufau las máximas responsabilidades ejecutivas en la petrolera.