Phil T.B. Bownes (Wren House), Miguel Antoñanzas (presidente de Viesgo), Juan Caño (Macquarie), María Victoria Zingoni (Repsol), Francisco Vázquez (Repsol electricidad y gas) y Javier Anzola (Viesgo/Repsol electricidad y gas).
Phil T.B. Bownes (Wren House), Miguel Antoñanzas (presidente de Viesgo), Juan Caño (Macquarie), María Victoria Zingoni (Repsol), Francisco Vázquez (Repsol electricidad y gas) y Javier Anzola (Viesgo/Repsol electricidad y gas). - ABC

Repsol ha incorporado hoy los activos adquiridos a Viesgo por 733 millones

La nueva filial de electricidad y gas está presidida por María Victoria Zingoni y tiene su sede en Santander

MadridActualizado:

Repsol ha incorporado hoy los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora adquiridos a finales de junio pasado por 733 millones de euros para convertirse en un actor relevante del mercado eléctrico español.

La petrolera llegó a un acuerdo con Macquarie Infrastructure and Real Assets y Wren House Infrastructure para comprar las tres centrales hidroeléctricas de Viesgo con una capacidad instalada de 700 MW, situadas en el norte de España: Aguayo-Aguilar (388 MW), Navia (202 MW) y Picos (114 MW). También adquirió dos centrales de ciclo combinado de gas, en Algeciras (Cádiz), de 830 MW y construida en 2011, y Escatrón (Zaragoza), de 818 MW y de 2008. Entre las dos suman una capacidad de 1.648 MW. Las centrales de carbón de Viesgo quedaron excluidas de la transacción.

La operación incluye también la comercializadora de gas y electricidad de Viesgo, que suma 750.000 clientes repartidos por toda la geografía española, principalmente en Cantabria, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla y León y Comunidad de Madrid. La compañía aprovechará sus distintos canales de venta, como sus más de 3.400 estaciones de servicio en España, para trasladar su oferta, así como la fortaleza y el reconocimiento de la marca Repsol.

Una vez asumida la gestión de estos activos, Repsol refuerza su posición como operador multienergía, con una capacidad total instalada de 2.950 MW, y aumenta significativamente su presencia en el sector minorista de electricidad y gas en España, con una cuota de mercado superior al 2% y más de 750.000 clientes. De esta forma, Repsol da un paso fundamental en el cumplimiento de su hoja de ruta para la transición energética, que incluye como objetivo alcanzar en el año 2025 una cuota de mercado minorista de electricidad y gas superior al 5% y 2,5 millones de clientes.

El negocio de electricidad y gas se desarrollará a través de su nueva filial, Repsol electricidad y gas, que ofrecerá en toda España una oferta atractiva, soluciones digitales de vanguardia y ventajas exclusivas para los clientes, como descuentos en la red de estaciones de servicio Repsol. Además, la electricidad comercializada por la compañía, a través de la marca Repsol, estará certificada como 100% de bajas emisiones.

La compañía ha designado presidenta de Repsol electricidad y gas a María Victoria Zingoni, que simultaneará el cargo con el de directora general de «downstream» de Repsol. El consejero delegado de la nueva filial será Francisco Vázquez, que hasta ahora ejercía como director ejecutivo de refino de Repsol. Repsol electricidad y gas tendrá su sede social en Santander y empleará a más de 400 personas cualificadas y con experiencia en el sector, en su gran mayoría procedentes de Viesgo.

Por su parte, Viesgo, propiedad de los fondos Macquarie Infraestructure and Real Assets (MIRA) y Wren House Infraestructure, se centrará a partir de ahora en sus negocios regulados de distribución eléctrica, en las energías renovables y en la generación eficiente, informó la compañía.

La eléctrica mantiene su parque de energías renovables en España y Portugal, así como su red de distribución eléctrica de más de 31.000 kilómetros a lo largo de Cantabria, Asturias, Galicia y el norte de Palencia y Burgos.

Su presidente, Miguel Antoñanzas, ha afirmado que en esta nueva etapa Viesgo va «a ser protagonista» de la transición energética, modernizando y digitalizando la red eléctrica, «que es el reto que España tiene por delante actualmente y con el que estamos plenamente comprometidos».

Así, el grupo señaló que mantiene sus inversiones previstas en sus infraestructuras de distribución, que ascienden a 209,8 millones de euros para los próximos tres años y que están destinadas principalmente a la mejora de la calidad y la seguridad del suministro, a la modernización y automatización de la red y a la digitalización de su actividad.

Viesgo cuenta con cerca de 1.400 megavatios (MW) de potencia instalada, que contribuye al incremento de la electrificación de la economía. Además de las 22 instalaciones eólicas y las dos minihidráulicas que posee en toda la península, con 481 MW de potencia instalada, Viesgo está construyendo el nuevo parque eólico «El Marquesado» en Cádiz, con 24 MW de potencia.

La compañía también gestiona dos centrales térmicas en Puente Nuevo (Córdoba), de 324 MW de potencia instalada, y en Los Barrios (Cádiz), de 589 MW.