EDP recurrirá «a todos los medios para impedir tratamientos discriminatorios»

La oferta de Gas Natural por Endesa ha tenido una especial repercusión en Europa, donde los principales grupos energéticos están opinando sobre la misma

Actualizado:

JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO

MADRID. Un día después de que Unión Fenosa manifestara su rechazo a la opa de Gas Natural sobre Endesa porque, entre otras cuestiones, crearía un monopolio en varias zonas de nuestro país, el grupo portugués EDP, primer accionista de Hidrocantábrico, anunció ayer que «hará uso de todos los medios a su alcance para impedir tratamientos discriminatorios», así como «acuerdos abusivos que pudieran beneficiar indebidamente a cualquier entidad -en alusión a Iberdrola-, distorsionando así el funcionamiento a través de métodos poco transparentes o eventualmente no compatibles con las reglas que rigen estos mercados».

Otra compañía, la multinacional italiana Enel, la mayor energética del mundo entre las que cotizan en Bolsa, lanzó ayer dos mensajes a través de su consejero delegado, Fulvio Conti: el grupo quiere aumentar su presencia en España a través de Viesgo y su oposición a la opa de Gas Natural sobre Endesa.

Hay que subrayar que entre Enel y Endesa existe una gran relación empresarial. Cabe recordar que hace cuatro años, Enel adjudicó una de sus filiales, Elettrogen (5.700 MW), a Endesa por 5.700 millones de euros y que, dos meses después, el grupo español vendía su filial Viesgo (2.365 MW) a la multinacional italiana por 2.147 millones de euros.

En los últimos meses se rumoreó sobre el interés de Enel -participada por el Estado italiano con un 21%- por hacerse con Endesa, operación que se vio ensombrecida por la actitud del Gobierno italiano y su Banco Central en la opa del BBVA sobre la BNL.

Ayer, en el acto de presentación de los resultados semestrales de Enel, su consejero delegado, Fulvio Conti, expresó sus dudas sobre la posibilidad de que la opa lanzada por Gas Natural sobre Endesa logre el visto bueno de las autoridades regulatorias y de la competencia. «Me parece extraño que la oferta de Gas Natural logre eludir las posibles peticiones de las autoridades antimonopolio, debido a la constitución de un grupo con posición dominante en el mercado», informa Ep.

Conti cuestionó también el acuerdo de compraventa de activos alcanzado entre Gas Natural e Iberdrola, como consecuencia de las desinversiones que deberá llevar a cabo el grupo resultante para evitar una posición de dominio en el mercado. «Veo extraño una opa que preasigna activos a uno de los competidores porque eso plantea problemas de competencia. También somos un agente español (Viesgo) y lo que no queremos ver es una preasignación de activos. No es correcto hacer esto», subrayó.

Conti dijo que «vemos oportunidades de compra en España, pero no las haremos ahora. No estamos planeando una opa en España. Estamos contentos con lo que tenemos y nuestra estrategia pasa por aumentar la presencia en el país a través de Viesgo».

Suez apoya la operación

Por su parte, otro gran grupo energético, el francés Suez, mostró ayer su apoyo a la opa de Gas Natural, del que posee un 5% de su capital a través de la sociedad Hisusa (51% Suez y 49% La Caixa). Hisusa es también el accionista de referencia de Aguas de Barcelona. El presidente de Suez, Gérard Mestrallet, dijo ayer que la opa «se inscribe dentro de la lógica de convergencia entre el gas y la electricidad», informa Efe.