Mensaje de texto que envió la empresa al joven afectado con el virus
Mensaje de texto que envió la empresa al joven afectado con el virus - IMAGINA MAS

Reconocido como improcedente el despido de un trabajador con VIH

Daniel Jiménez, un camarero de veinticinco años, fue despedido tras comunicar a su jefa su estado serológico

MadridActualizado:

Daniel Jiménez, un joven que fue despedido por ser portador del VIH, ha ganado la batalla a su empresa en los tribunales. El local donde trabajaba ha reconocido que su despido fue improcedente en un acto de conciliación, admitiendo de esta forma que le discriminó por tener este tipo de virus.

El despido de Jiménez, que trabajaba en un bar de Chueca llamado Mokäi, trascendió a distintos medios de comunicación el pasado mes de mayo. Al parecer, horas después de comunicar a su jefa que había contraído el VIH, esta le despidió de forma fulminante a través de un mensaje telefónico.

«Siento mucho lo que te ocurre pero no me parece justo que no me lo hayas comunicado antes de contratarte. Tengo un negocio de restauración y, al menos, me podías haber contado esto. No puedo arriesgar». Fue la justificación que le otorgó el establecimiento al joven camarero. Él, por su parte, denunció el hecho a través de distintos medios y de redes sociales.

La empresa lo negó todo. Aseguró que Daniel Jiménez simplemente no había pasado el proceso de selección y que su enfermedad no había tenido nada que ver en su despido. Sin embargo, tras publicarse los mensajes telefónicos, el bar Mokäi reculó y aseguró que el trabajador no se encontraba en plenas condiciones para realizar su labor.

La ONG Imagina MÁS se hizo eco de la información e incluso incluyó al joven camarero en el vídeo de su campaña «Ponte en mi piel», que contó con personajes públicos como Fernando Tejero, Almudena Cid o Melani Olivares. Tras varios meses, en los que la plataforma asegura que el trabajador ha contado con problemas psicológicos, la propia empresa ha admitido su error al despedirle.