El gigante estadounidense ha recortado entre un 5,6% y un 9,7% su anterior expectativa de ventas
El gigante estadounidense ha recortado entre un 5,6% y un 9,7% su anterior expectativa de ventas - EFE

La rebaja de las previsiones de ventas de Apple en China tiñen de rojo a Wall Street

El índice tecnológico Nasdaq cae un 1,76% a media tarde, mientras el Dow Jones se desploma un 1,56%, tras el anuncio de la multinacional de que solo ingresaran 73.910 millones de euros por el mal desempeño del iPhone en el país

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Wall Street no ha recibido nada bien el anuncio por parte de Apple por el que ha revisado a la baja su previsión de ingresos del primer trimestre de su ejercicio fiscal (octubre - diciembre de 2018), rebajando su facturación hasta los 73.910 millones de euros frente a los hasta 81.829 millones de euros estimados anteriormente. Lo que ha reconocido el presidente de la compañía Tim Cook en una carta a accionistas, resulta atribuíble a la mala marcha de las ventas del iPhone en China. En concreto, el índice tecnológico Nasdaq caía un 1,56% a media tarde, mientras el Dow Jones se desplomaba un 1,90%. Las acciones de Apple eran también fuertemente castigadas por los inversores y se dejaban entorno al 9% cayendo por debajo de los 145 dólares por acción y acumulando en los últimos cinco días una pérdida del 7,79% de su valor.

El gigante estadounidense ha recortado entre un 5,6% y un 9,7% su anterior expectativa de ventas, que anticipaba una horquilla de ingresos de entre 89.000 y 93.000 millones de dólares (78.309 y 81.829 millones de euros).

A este respecto, el consejero delegado de Apple ha expresado su preocupación por las tensiones comerciales entre China y EEUU, señalando que el entorno económico en el gigante asiático «se ha visto afectado de manera adicional por las crecientes tensiones comerciales con EEUU», aunque subraya su confianza en el «brillante» futuro del negocio de Apple en China.

China no es país para Apple

«Si bien anticipamos algunas dificultades en mercados emergentes clave, no previmos la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en China», señala Cook en su carta, donde afirma que «la mayor parte del déficit de ingresos respecto a las previsiones, y sobre el 100% del descenso de las ventas a nivel mundial, tuvieron lugar en China a través del iPhone, Mac e iPad».

De hecho, Cook ha precisado que «los menores ingresos de lo previsto del iPhone, primordialmente en China, representan todo el déficit de facturación respecto de nuestras previsiones y mucho más que nuestra disminución total de ingresos año tras año», destacando que el resto de categorías al margen del dispositivo estrella de Apple registraron un crecimiento de casi el 19% interanual.

No obstante, a pesar de atribuir a China y otros mercados emergentes la mayor parte de la caída de ingresos por las ventas de iPhone, Tim Cook ha apuntado que en algunos mercados desarrollados las actualizaciones del iPhone «no fueron tan fuertes como se pensaba que serían».

Por otro lado, el consejero delegado de Apple destaca que, a pesar de esta revisión a la baja de sus expectativas, la compañía espera anunciar un nuevo récord en su beneficio por acción, añadiendo que la base de dispositivos Apple activos aumentó en más de 100 millones de unidades en los últimos doce meses, hasta alcanzar un máximo histórico en el uso mundial de productos de la compañía.