Rodrigo Rato dirigió Bankia entre 2010 y 2012
Rodrigo Rato dirigió Bankia entre 2010 y 2012 - AFP

Rato será juzgado por el cobro de comisiones de contratos de publicidad de Bankia

El juzgado abre juicio oral contra el exvicepresidente del Gobierno y otras doce personas por un delito de corrupción en los contratos entre la entidad y las compañías Publicis y Zenith

MadridActualizado:

Ya en prisión por la condena a cuatro años y medio por las tarjetas «black» y sentado ahora mismo en el banquillo de los acusados por la salida a Bolsa de Bankia, Rodrigo Rato será juzgado también por el cobro presuntamente irregular de comisiones vinculadas a los contratos de publicidad de la salida a Bolsa de la entidad financiera que firmó con Publicis y Zenith cuando era su presidente. El juzgado de instrucción número 31 de Madrid ha decidido abrir juicio oral contra el expresidente de Caja Madrid y Bankia, para el que la Fiscalía Anticorrupción pide cuatro años de cárcel, y otras doce personas por un delito de corrupción entre particulares.

La instrucción de esos contratos publicitarios es una de las dos piezas del llamado «caso Rato» en el que la Justicia investiga al también exvicepresidente del Gobierno y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) por el manejo de su patrimonio personal. Según las pesquisas del juez instructor Antonio Serrano-Arnal, Rato percibió 835.000 euros en comisiones injustificadas a través de una de sus sociedades pantalla, Kradonara, por los contratos de publicidad que Bankia adjudicó en 2010 y 2011 a las empresas Zenith y Publicis.

Zenith y Publicis, agencias de publicidad pertenecientes al mismo grupo, se hicieron con los contratos de publicidad del banco de cara a la difusión de la marca Bankia y su salida a Bolsa. Ambas empresas abonaron 2,02 millones de euros a la sociedad Albisa, propiedad de testaferro de Rato, Alberto Portuondo, a cambio de que les favoreciera en su adjudicación. Posteriormente, de esos dos millones, Albisa transfirió 835.000 euros a Kradonara, sociedad de Rato.

El escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción considera que a su llegada a la presidencia de Caja Madrid en enero de 2010, Rato colocó en el banco a «varias personas de su máxima confianza a fin de permitirle un férreo control de la misma» y, particularmente, en lo referentes a esos contratos de publicidad, pues el objetivo del expresidente del grupo, según el Ministerio Público, era sacar «provecho económico personal».

Fianza de responsabilidad de 4,5 millones

Esas personas eran su socio Miguel Ángel Montoro; su secretaria personal, Teresa Arellano; y su amigo y hombre de confianza y exvicepresidente y exconsejero de Bankia, José Manuel Fernández Norniella. Todos ellos se sentarán también en el banquillo de los acusados junto a Rato y el que fuera asesor externo de Bankia, Alberto Portuondo; el asesor Domingo Plazas; los directivos de las agencias publicitarias Miguel Ángel Furones, Francisco Xavier Olazábal, Sagrario Bua Rojas, Fabrizio Bini, Sergio Lorca, Fernando Rodríguez Varona y Cándida Rodríguez.

El Ministerio Público pide para Fernández Norniella y Portuondo la misma pena que para Rato, cuatro años de prisión, y tres años para los demás. Además, el juez exige a todos los procesados que preste cada uno fianza de responsabilidad civil por 4,522 millones de euros, y en caso de que no la abnoen se les embargará sus bienes.