Rato propone recortar el peso sindical en Caja Madrid para compensar al PSOE

EP | MADRID
Actualizado:

El futuro presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, lanzó ayer una nueva propuesta a los sindicatos para intentar satisfacer al PSOE sin perder la mayoría absoluta en el seno del consejo de administración de la entidad, según informaron a Ep fuentes de la negociación.

En una reunión mantenida ayer entre el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, los representantes de CC.OO. y UGT y José Manuel Fernández Norniella, que actúa de representante de Rato, se puso sobre la mesa la última oferta para desbloquear la renovación de cargos en la entidad.

Se trata de una propuesta que condiciona los 2 puestos de los sindicatos en el consejo de administración por el sector de entidades representativas a la aceptación por parte del PSOE de una reducción de sus miembros. Así, y aunque el acuerdo institucional de julio forjado por el vicepresidente regional, Ignacio González, ofrecía 3 representantes al PSOE, y pese a que la semana pasada se habló de 2 ahora y otro en una futura y eventual reforma de la ley que incremente el número de electos en el consejo, la propuesta actual rebaja incluso más el cupo socialista, con el nombramiento ahora de dos, uno de ellos consensuado, y un tercero para después del cambio de ley.

«Rato no está en disposición de cumplir el acuerdo de julio porque quiere mantener la mayoría absoluta y lo único que hace es decir al PSOE y a los sindicatos que se repartan el resto. Eso no es avanzar», señaló un representante de los afectados.

Ante la oferta de Rato, el PSOE mantiene que para participar en la lista única encabezada por el ex director general del FMI es preciso respetar sus tres puestos en el consejo, así como los dos de los sindicatos CC.OO. y UGT por entidades representativas y su participación en las empresas participadas.

Rato cuenta ya con la mayoría suficiente para salir elegido gracias a los votos del PP, IU y la sección de banca de CC.OO., pero Esperanza Aguirre quiere respetar lo pactado con el PSOE en julio y ha dado orden de buscar una lista única para que la elección sea por unanimidad.