QualityFry, los creadores de una freidora del siglo XXI, sin humos ni olores
QualityFry, los creadores de una freidora del siglo XXI, sin humos ni olores - FINANZAS.COM

QualityFry, la freidora del siglo XXI sin humos ni olores

La máquina, que cuenta con el sello de excelencia de la Comisión Europea, está destinada al sector de la restauración

FINANZAS.COMActualizado:

Cuenta Javier Fernández, el ingeniero fundador de Qualityfry, que la idea que le hizo obsesionarse con el mundo de la fritura fue un antiguo proyecto alemán para fabricar una máquina de «vending» que friera automáticamente una ración de patatas. Este invento fracasado suscitó su interés hasta tal punto que se dedicó durante varios años a ingeniar diferentes prototipos.

Finalmente, en el año 2012 fundó una sociedad junto con otros inversores y se puso manos a la obra para utilizar «esas ideas y ese montón de horas de investigación» en la fabricación una freidora automática destinada al sector de la hostelería. El resultado es Fast Chef Elite, una máquina que consigue freír productos de muy diferentes características -dulces, salados, frescos o congelados- con una serie de características diferenciadoras respecto a cualquier otra freidora, según defiende Fernández. «La primera es que no libera ningún tipo de humo. Por tanto, permite su instalación en locales sin salida de humos. Lo segundo es que no produce olores ni mezcla sabores. Así, en el mismo aceite pueden freírse dos productos tan diferentes como churros y croquetas de bacalao a la vez. Otra cosa muy característica es que no puede arder y producir un incendio, ni quemar a la persona que está trabajando», asevera Fernández, quien añade que otra de las virtudes de la máquina es que el producto no sale muy engrasado y que avisa cuando el aceite ha acumulado demasiadas toxinas para seguir cocinando con él.

«Debido al sistema para eliminar olores y humos, conseguimos que el producto libere el agua que tiene, con lo cual el poro del producto se cierra antes de lo habitual y no permite que entre mucho aceite. El aceite sólo tiene la misión de hacer que el producto cruja», explica.

Empezaron a comercializar la máquina a finales de 2013 a un precio de 7.990 euros, aunque hay una política de descuentos en función de la tipología de cliente y del número de máquinas adquiridas. Ya la venden en países como Australia, Noruega y Francia, con varias compañías de restauración reconocidas entre su clientela como Mas Q Menos, el grupo Áreas y Sodexo.

Lee la noticia completa en Finanzas.com