ANA PËREZ

Las pymes levantan el pie del acelerador en la creación de empleo

Estas empresas serán capaces de crear un millón de puestos de trabajo en el próximo lustro, un ritmo inferior al que marcan las 340.000 altas de 2018

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La desaceleración también se asoma a las pymes y a su capacidad como motor de empleo. En 2018, las pymes fueron las protagonistas en la generación de trabajo, con 340.000 nuevas altas. En los próximos cinco años se prevé que creen en torno a un millón de empleos, y medio millón más hasta 2028. Como se observa, el ritmo se ralentiza de forma evidente a corto y medio plazo, según estas cifras aportadas por el informe anual de empleo en las pymes elaborado por el centro de estudios Randstad Research y Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa).

En el próximo lustro, las empresas pequeñas —de 10 a 49 empleados— demandarán 372.696 empleos (el 38,3% del total); las medianas —de 50 a 249—, 312.610 (32,1%) y las microempresas —de 1 a 9—, 288.198 (un 29,6%). A pesar de los datos, los responsables del estudio hacen hincapié en qu e la clave no está en el ritmo de crecimiento, sino en que la tendencia sigue al alza. Con el millón y medio esperado en la próxima década «se superarán los niveles precrisis sin que haya ahora ninguna burbuja que los infle», subraya Valentín Bote, director de Randstad Research. Por su parte, Carlos Ruiz, director de Economía e Innovación de Cepyme, reconoce que el informe recoge cierta pausa del crecimiento medio del empleo. Y en cuanto al parón político que vive el país entiende que «las previsiones están sujetas a la actualidad y si esta situación de parón se repite afectará a la creación de empleo».

«Las pymes representan el 99% de las empresas del país y son las que más sufrieron en la crisis, perdiendo el 20% del empleo. Les ha costado volver a los niveles anteriores a la crisis, sobre todo a las más pequeñas. Pero en el 80% de los 87 sectores analizados se ha producido un aumento neto del empleo», recordó Rodrigo Martín, presidente ejecutivo de Randstad en España y Latinoamérica. Las empresas medianas registraron el mayor crecimiento (5,1%), similar al mantenido por las grandes (5,2%) mientras que el aumento más discreto fue el de las microempresas (1,4%).

Los sectores con mayores crecimientos de afiliación en el último año fueron el informático (12,1%), la construcción (10,9%) y la instalación y reparación de maquinaria (9,2%). En el futuro, el 50% de las nuevas demandas de empleo se van a concentrar en diez ocupaciones y el mayor exceso de oferta estará en los sectores de hotelería, informática y educación.

Lo más demandado

En cinco años, 97.684 empleos estarán destinados a empleados de tiendas y almacenes, 86.796 a profesionales de restauración y 61.349 a profesionales de la enseñanza no universitaria. Después se sitúan los ayudantes de preparación de alimentos, los profesionales de apoyo en finanzas, matemáticas, ciencias sociales y TICL, los profesionales especializados en electricidad y los cuidadores en servicios residenciales. Para Rodrigo Martín es importante que la sociedad conozca este cambio en el mercado laboral. «En 2018 aumentó la contratación de empleos cualificados y los más buscados fueron los perfiles medio-bajo. Pero aumentarán los perfiles medio-alto». Hay un notable desajuste en la oferta y en la demanda pero a pesar de ello se espera reducir el paro hasta el 10%. Según este informe los empleos que van a tener problemas de déficit son los cualificados y no cualificados en la construcción y los relacionados con las ciencias y la ingeniería.

Hay un notable desajuste en la oferta y en la demanda pero a pesar de ello se espera reducir el paro hasta el 10%

Por el contrario, habrá exceso de oferta de personal agrario no cualificado, empleados de hostelería y profesionales de la enseñanza. Los responsables del informe consideran importante que los profesionales conozcan cuáles van a ser las tendencias de empleo a medio y largo plazo para poder orientar sus estudios y preparación. Tal y como constata Rodrigo Martín, «si bien vemos que la demanda de las STEM crecen los datos de matriculación en las carreras de estas ramas cae un 7%».

Ante este nuevo panorama, «para mantener la senda de la creación del empleo es necesaria la flexibilidad del mercado laboral. La contratación temporal es interesante porque el 37% de los empleos indefinidos provienen de contratación temporal previa», indicó el responsable de Randstad.

La formación marcará diferencias en esta transformación del mercado laboral. «Las pymes son herramientas claves para atraer y retener el talento pero hace falta formación», resaltó Gerardo Cueva, presidente de Cepyme. La subdirectora de Políticas Activas del SEPE, Maru Menéndez, señaló la necesidad de «acercar la formación a la empresa» para poder dar respuesta a las demandas de nuevos puestos de trabajo.