Buena parte de la creación de empleo continuará dependiendo de las pymes, dicen en Cesgar
Buena parte de la creación de empleo continuará dependiendo de las pymes, dicen en Cesgar - CESGAR

Las pymes crearán más de 700.000 empleos en tres años si reciben el impulso del crédito

La falta de los avales o garantías solicitadas es el principal freno para su financiación

MadridActualizado:

Las pequeñas y medianas empresas mantienen su papel dinamizador de la economía española y seguirán siendo decisivas en la creación de empleo. Tal es así que se espera que, en los próximos tres años, cerca de 213.800 compañías creen 713.000 puestos de trabajo si logran la financiación que necesitan. Así se deduce del estudio realizado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-Cesgar).

Aunque se siente un ligero retroceso en las perspectivas de crecimiento a corto plazo, un 41,8% de las pymes espera que su facturación aumente durante 2019 y, de aquellas, un 5% considera que ese crecimiento será importante. «Además aumenta el porcentaje de empresas que cree que su facturación permanecerá estable y crece el porcentaje de las que prevén decrecer», señaló Antonio Couceiro, presidente de Cesgar, durante la presentación del estudio, que a partir de este año tendrá carácter anual.

Una vez que las expectativas de crecimiento son mayores, también lo es la necesidad de financiación. Un 36,5% confiesa que el pasado ejercicio necesitó financiación, frente al 31,3% de 2017. El porcentaje de pymes con esta necesidad aumenta en casi un 4% si se excluye a las microempresas. Con respecto al destino de los créditos, la mayoría lo demandó para su operativa rutinaria o circulante (un 68,1%), poco más de un tercio, el 36,7%, para acometer inversiones en equipo productivo y otro 8,4% para inversión en inmuebles. Los procesos de expansión, tanto en mercados nacionales como en mercados extranjeros, tienen un peso pequeño en sus necesidades de financiación, situándose, respectivamente, en el 2,5% y el 0,7%. Asimismo, el informe destaca la mayor necesidad de financiación de las pymes exportadoras y las que están innovando.

Acceso al crédito

Según apunta el citado informe, se ha detectado una mayor facilidad en el acceso de las pymes españolas a la financiación respecto a la situación observada dos años antes. Ya son un 65,4% de las empresas las que afirman no haber encontrado dificultades frente al 37,5% de hace dos años. El obstáculo más importante que se encuentran estas compañías «es la falta de garantías solicitadas, seguido del precio de la financiación», subraya el presidente de SGR-Cesgar. No obstante, cada vez hay más empresas que sienten que las entidades financieras no comprenden adecuadamente sus negocios.

La banca es la principal fuente de financiación de las pymes, siendo un 68,5% de las mismas las que recurrieron a este tipo de recurso. Aunque un 71,4% de las pymes con necesidades de financiación optó también por la financiación ajena, esta representó solo un 3,9% en 2018. «Una de cada tres pymes españolas ha requerido financiación bancaria durante 2018, un 5% más que en 2017», subrayan desde Cesgar.

La banca, a la que recurren un 65% de las pymes, sigue siendo la principal fuente de financiación de estas empresas

Aunque en general las pequeñas y medianas empresas tienen una opinión negativa de la banca por los costes directos e indirectos asociados al crédito, los resultados de las negociaciones con la banca son bastante positivos. El 84,6% de las empresas vieron sus pedidos aceptados mientras que se denegaron los pedidos a un 5,3%. Un 84,1% de las pymes obtuvo el 100% de la financiación solicitada y a casi una de cada dos empresas que han solicitado financiación les han pedido avales o garantías.

Ante las incertidumbres que existen en el mercado y que pueden condicionar la evolución de la economía, Cesgar recomienda a las empresas «que preserven su liquidez porque no sabes lo que te va a pasar».

Exportaciones

Los datos recogidos en el estudio apuntan a una reducción significativa del porcentaje de pymes que exporta durante el último trimestre de 2018, en línea con la desaceleración observada en la economía internacional y de las exportaciones en este trimestre. El crédito comercial o crédito de proveedores es el instrumento financiero más utilizado por las pymes (37,6%), seguido de la línea de crédito (28,2%) y del préstamo bancario (20,6%). El uso de otros productos bancarios como el leasing y el confirming ha aumentado en los últimos años; lo utilizaron en 2018 un 14,1% y un 8,6%, respectivamente. Los avales y otras garantías de las SGR fueron utilizadas por un 8,1% de las pequeñas y medianas empresas mientras que un 4,6% hizo uso de los créditos del ICO.

Por ámbito de operativa, el grueso de las pymes, hasta un 75,5%, trabajan en el sector servicios, donde ha crecido su presencia en el último año junto al ámbito también de educación, sanidad, cultura y deporte. Desde esta confederación recuerdan que este informe es el único «que incorpora a todos los sectores de actividad e incluye al colectivo autónomo y al sector primario». Otro dato a tener en cuenta es que la facturación media de las pequeñas y medianas empresas ha aumentado en los últimos años. Aquellas que facturan menos de 300.000 euros se ha reducido casi un 10% y cerca de 700.000 facturan entre 300.000 y 600.000 euros, es decir, un 7,7% más con respecto a 2016. Aquellas que facturan más de 600.000 euros han aumentado un 2%.