ABC

Puesta de largo cinematográfica en Milán para la nueva tienda sostenible de Zara

La enseña española combina en el reinaugurado establecimiento milanés de la Corso Vittorio Emanuele la apuesta por la sostenibilidad con nuevas experiencias de compra, de la mano de tecnologías como los espejos interactivos

MilánActualizado:

El maridaje entre la moda y el cine siempre resulta fértil para ambos lados. Bajo esta premisa, a la que se le ha unido la sostenibilidad, Zara (Grupo Inditex) ha realizado este miércoles el particular estreno de su renovada tienda milanesa de Corso Vittorio Emanuele, a través de una bulliciosa fiesta a la que han sido invitados influencers, medios italianos y extranjeros, así como representantes de la sociedad local.

Próxima al Duomo (catedral), el establecimiento ocupa el edificio del antiguo Cine Astra, construido en 1941 y cerrado en 1999. La flagship - la primera que abrió en suelo italiano en 2002, donde ya cuenta con 392 tiendas- ha sido definida por el consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, como «única» y «una referencia en nuestro característico modelo de integración de tiendas físicas y online». El nuevo establecimiento empleará a más de 100 personas y servirá de escaparate a la apuesta sostenible de la marca de moda española.

Una sostenibilidad que abarca desde el mobiliario de madera proveniente de bosques sostenibles a los materiales con que se elaboran las diferentes prendas -por ejemplo, en la sección de Niños se comercializa un vaquero hecho con plástico reciclado- hasta la monitorización remota de la temperatura, la calidad de aire o la luz del establecimiento, a través de diferentes sensores. Lo que permite ahorrar energía. De igual modo, otro punto relevante es el reciclaje con el uso de bolsas de papel o la reutilización del cartón, como cajas para pedidos.

En sus 3.500 metros cuadrados reformados por la arquitecta española Elsa Urquijo, que conservan la esencia del antiguo cine de los años 40 a través de elementos como una original lámpara de cristal de Murano; se han combinado tecnología con una nueva experiencia de compra.

Nuevas secciones y servicios

Destaca la novedosa «sección online», una selección de prendas de la marca que se pueden adquirir instantáneamente desde Internet en la misma tienda. Además de contar con un pionero «Punto Automatizado de Recogida», por el que el cliente puede llevarse su pedido introduciendo un PIN o un código QR, y cuyo par de brazos robóticos pueden llegar a gestionar el almacenaje de hasta 900 pedidos simultáneos. Esta maquinaria, de origen estonio, solo está instalda en 14 tiendas de la marca española. Otras novedades son los espejos interactivos, capaces de identificar las prendas suceptibles de interesar a cada cliente o la información actualizada, que se puede visualizar en las diferentes pantallas de la tienda. Entre ellas, destaca una de 21 metros de altura que recorre las cuatro plantas.

Todo ello, contando con las tradicionales secciones de Señora («Woman», «Basic» y «TRF») y Niño con colecciones diseñadas exprofeso para la inauguración y que solo se pueden adquirir desde Zara.com. .