Lorenzo Amor (centro de la imagen) propone varias cuotas para los autónomos cuyos ingresos se sitúan por debajo de la base mínima de cotización
Lorenzo Amor (centro de la imagen) propone varias cuotas para los autónomos cuyos ingresos se sitúan por debajo de la base mínima de cotización - VALERIO MERINO

ATA propone una «Tarifa Joven» de 30 euros para los autónomos menores de 25 años que estudien

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, traslada a la subcomisión para el estudio de la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) del Congreso dar facilidades y promover que aquellos autónomos que puedan coticen más

MadridActualizado:

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha reclamado este miércoles una «Tarifa Joven» de 30 euros para los autónomos menores de 25 años q ue estén cursando estudios universitarios, superiores reglados o Formación Profesional (FP).

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha trasladado esta, entre otras propuestas, a la subcomisión para el estudio de la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) del Congreso de los Diputados en la que compareció hoy.

El responsable de la organización ha dejado claro, antes de enumerar las iniciativas de ATA, que «adecuar las cotizaciones a los ingresos de manera obligatoria supone, a día de hoy, subir las cuotas al 75% de los autónomos y, en eso, ATA no va a estar». En su lugar, planteó dar facilidades y promover que aquellos autónomos que puedan coticen más, y los que no puedan lo hagan en menor medida «pero que todos estén en el sistema».

En este sentido, propuso que, para aquellos cuyos ingresos están por encima de la base mínima, se establezca en el RETA un mecanismo de aportaciones anuales voluntariasque permitiría a estos trabajadores elevar su base de cotización sin aumentar la cuota mensual. ATA calcula que hasta un 12% de los autónomos se lanzaría a realizar estas aportaciones.

Mientras, para aquellos cuyos ingresos se sitúan por debajo de la base mínima de cotización, Amor ha apuntado a varias cuotas por tramos. En concreto, para quienes tengan unos ingresos entre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la base mínima se le aplicará sobre esta base mínima los tipos del Sistema Especial de Trabajadores Agrarios Autónomos (SETA); para los que ingresen menos del SMI se aplicará una tarifa hiperreducida de 50 euros durante dos años prorrogables a otros dos; y por último, una ‘Tarifa Joven’ de 30 euros para los menores de 25 años que estén estudiando.

3.500 millones más para la Seguridad Social

En lo que respecta a la protección social de este colectivo, ATA ha presentado tres propuestas con las que la Seguridad Social recaudaría algo más de 3.500 millones de euros. Así, ha planteado el destope de las bases máximas de cotización a partir de los 47 años, ya que, a su juicio, «no tiene sentido que se les aplique un techo a autónomos que llevan diez años cotizando en varios regímenes y que ya están en la base máxima».

Esta medida añadiría 1.100 millones de euros «con que solo el 20% de los que se encuentran en esta edad se animara a aumentar sus aportaciones», ha precisado Amor.

A esta propuesta se suma la creación de un régimen parecido al Régimen General dentro del RETA para que los autónomos societarios no coticen por el Fogasa ni por desempleo, sino que las cuotas las asuma la propia sociedad, lo que supondría 2.000 millones de euros adicionales para la Seguridad Social.

ATA también ha planteado bajar el límite de 35 años cotizados a 25 años para compatibilizar trabajo y pensión y que de esta manera, el sistema siga recaudando. Por otra parte, el responsable de ATA ha considerado necesario mejorar la prestación para los autónomos por cese de actividad y que se asemeje al desempleo de los asalariados, añadiendo un Plan Prepara para los autónomos que han agotado la prestación.

Para aquellos trabajadores por cuenta propia dependientes económicamente (denominados ‘trade’), la organización ha propuesto eliminar la obligación de registrar el contrato firmado con la empresa y que se les permita registrarse a ellos mismos como ‘trade’ indicando la sociedad o grupo de sociedades con las que trabaja. Según ATA, esto permitiría «combatir la lacra del falso autónomo» y tener más control sobre este colectivo.