Siete de cada diez encuestados dejan propina en restaurantes y bares, según el estudio
Siete de cada diez encuestados dejan propina en restaurantes y bares, según el estudio - JUAN CARLOS SOLER

Las propinas se pagan en efectivo: seis de cada diez españoles no la abonan si no tienen monedas

Un 30% de los participantes en un estudio de Alpha Research y MasterCard estarían más dispuestos a pagar este dinero extra, si se permitiera hacerlo siempre por tarjeta

MadridActualizado:

Seguro que les ha pasado más de una vez: estan en una terraza y llega la hora de abonar la consumición y descubre que se ha quedado sin monedas para darle una propina al camarero o han pagado por tarjeta y no cuentan con efectivo. ¿Qué harían ustedes? Según un estudio de Mastercard España y Alpha Research, seis de cada diez españoles optarían por marcharse a la francesa, mientras que casi un 15% directamente aseguran que nunca llevan dinero en efectivo, y que esto les impide dejar propina. Solo un 10% de los encuestado optaría por acercarse a un cajero para dejar algunas monedas o buscar alguna alternativa. Mujeres y mayores de 60 años estarían más inclinados a esto último.

Sin embargo, si la tradicional propina se pudiera abonar siempre a través de la tarjeta de crédito un 30% reconocen que estarían más abiertos a abonar este extra. Un matiz más compartido entre hombres de 45 a 59 años. En opinión de Ignacio González-Posada, director de Adquirencia y Aceptación de Mastercard,«darle más opciones al cliente redunda en mayor número de transacciones». En este sentido, asocia todo lo relacionado con las propinas a las costumbres sociales que hace que la gente «ignore» o no se atreva a preguntar a veces por la posibilidad de abonar este extra a golpe de tarjeta de crédito. Para el responsonsable de Adquirencia y Aceptación de Mastercard, «en España no pensamos tanto en el porcentaje sino en cuánto dinero dejar: lo calculas a ojo... » .

Las costumbres, según el estudio de Mastercard y Alpha Research, hacen que siete de cada diez encuestados afirmen que dejan propina en los bares o restaurantes como una forma de valorar un buen desempeño del personal. O que el 11% declaran que siempre dejan propina, aunque un 17% sostengan lo opuesto. Fuera de la restauración, la cosa cambia: Por ejemplo, en el transporte apenas dejan propina el 38% de los españoles y más de la mitad aseguran que jamás abonan este extra (55%). En la comida a domicilio, apenas un 32% de los usuarios - en función del servicio recibido- darían unas monedas al repartidor y un 27% de los participantes afirman que nunca lo harían.

En el caso de hoteles o alojamientos similares, en el que se reciba ayuda para transportar el equipaje, los porcentajes están mucho más igualados: El 36% sí da propina en base al servicio prestado por un 34% que nunca lo harían o 31% que declaran hacerlo siempre. Los más favorables a mostrar de esta forma su satisfacción con el trato recibido, las mujeres y los mayores de 60 años.

Entre quienes jamás dejan propina, más de la mitad (el 55%) aducen que se trata de una cuestión de principios, ya que en su trabajo no reciben extra alguno. Un 22% no lo hace por falta de recursos económicos, mientras un 15% aseguran que jamás llevan efectivo encima.

González- Posada (Mastercard) apunta que «las nuevas generaciones son más digitales, aunque por el propio peso de la tradición la gente más mayor paga menos con efectivo». En este sentido, ha destacado el cambio «en sectores tradicionalmente más vinculados al efectivo como las máquinas de vending, el pequeño comercio o el transporte público, en el que están empezando a aceptar en todos los ámbitos más pagos por tarjeta». En esta línea, prevé que estos cambios llegarán a la forma en que se abonan las propinas.