La app BR prevé alcanzar los 300 locales asociados a finales de 2019
La app BR prevé alcanzar los 300 locales asociados a finales de 2019 - ABC

BR, la app que promete transformar el sector hostelero

La aplicación, que debuta en Madrid y Sevilla, permite pedir y abonar las consumiciones con el «smartphone»

Cris de Quiroga
MadridActualizado:

Hace tiempo que la transformación digital abriga a muchos sectores, pero el hostelero se ha quedado atrás. Por ello, con la promesa de impulsar el cambio en el sector Horeca —hoteles, restaurantes y cafeterías—, ha nacido la startup BR Bars & Restaurants.

Con esta aplicación ya no será necesario que los clientes esperen a que el camarero atienda la mesa, pues los pedidos y los pagos podrán realizarse a través del móvil. «Es una herramienta digital que ayuda a los empresarios hosteleros a agilizar su negocio y a maximizar los tiempos del personal», explica el CEO de la startup, Miguel Ángel del Pino, que decidió crear la app hace dos años en busca de la experiencia digital que sí hay en otros ámbitos.

A diferencia de otras plataformas —como las famosas aplicaciones de «delivery»—, la empresa ofrece un sistema de gestión que se implanta en el equipo tecnológico del local, «sin inversiones, sin comisiones por ventas y sin permanencia», afirma Del Pino. Así, los establecimientos asociados a la aplicación (gratuita para los usuarios) deben abonar una cuota mensual, que varía desde los 3 euros a los 10 euros diarios, en función del número de mesas y del tipo de local.

Este modelo de gestión aspira a «incrementar el volumen de consumo y de beneficios y facturación», como asegura Del Pino, pero además espera atajar el mayor contratiempo del sector, los errores del personal.

Un sector «prehistórico»

Sin embargo, el camino hacia el restaurante del futuro no es tan sencillo, sobre todo, en un sector «prehistórico» como es el Horeca, según Del Pino. «Los hosteleros tienen una mente muy cerrada», cuenta el fundador de la app, que reclama que tomen conciencia de la necesidad de ofrecer una interacción digital a sus clientes.

Aunque en pleno lanzamiento, pues la startup está debutando en Madrid y Sevilla —cuenta con sede en ambas ciudades—, parece que la app no tardará en aterrizar en el resto de ciudades españolas, e incluso dar el salto a mercados extranjeros. «Es un futuro cercano, ya hemos tenido contacto con otros países [Europa y América Latina]», cuenta Del Pino, que prevé llegar a los 300 locales asociados a finales de este año, y superar los 2.000 en 2020. No sorprende, dada la incorporación a la empresa, en enero, de un importante grupo español del sector con presencia internacional.