Poza, esta semana en La Coruña
Poza, esta semana en La Coruña - JORGE ANDREU

«Profesionalizar sí pero manteniendo a algunos miembros de la familia»

Entrevista con Ernesto Poza, Profesor Emeritus (Thunderbird School of Global Management) y fundador de E.J. Poza Associates

LA CORUÑAActualizado:

Poza es uno de los mayores expertos en empresas familiares a nivel global. Es de origen cubano pero lleva toda la vida en Estados Unidos, donde dirige una cátedra sobre el asunto y además ha creado una empresa de asesoramiento. Poza tiene un discurso muy claro en favor de las empresas familiares, «por ser más competitivas y más comprometidas con la comunidad donde están instaladas», y es optimista, ya que «las economías están dando señales de tener potencial de crecimiento, la verdad que un tanto mermado, pero siempre y cuando los políticos no lo dañen, hay porvenir». Poza destacó además que mantener la propiedad es «estratégico» porque influye en todas las decisiones y eso se nota en que «las familiares superan financieramente a las no familiares».

—¿Cuál es el principal problema de las empresas familiares?

—El desafío más grande es mantener su magia. Está demostrado a nivel mundial que tiene mejores resultados, es más competitiva y crea más empleo que las no familiares, y desde luego son más leales a sus comunidades porque desarrollan relaciones personales. Y ha habido poca difusión de los valores y fortalezas de este tipo de empresas, de ahí la importancia de Congresos como este de la Empresa Familiar en el que estamos y que va ya por la edición diecinueve.

— Y en el resto del mundo, dada su perspectiva global, ¿cuál es la situación de este tipo de empresas?

—España está aventajada en la materia. Yo quisiera que en México, Chile o que en Estados Unidos hubiera un órgano como el Instituto de Empresa Familiar. Se ha concentrado más en algunas universidades, pero a un nivel mucho menor.

— Y para mantener la magia que mencionaba al principio, ¿mejor órganos de gobierno profesionalizados o puramente familiares?

— Profesionalizar sí pero mantener a algunos miembros de la familia dentro de la gestión de la empresa. No hay que caer en la trampa de que solo los profesionales están fuera de la empresa, porque lo que hay que hacer es invertir en que los miembros de la familia se profesionalicen, de modo que los profesionales familiares tomen las riendas. La receta sin duda es profesionalizar la familia para que ésta continúe jugando un papel activo como propietario y en algunos casos como gestores.

— Y en cuanto a las empresas de cuarta generación.. .parecen auténticas antigüedades.

—Lo son y es muy positivo.Codorníu, por ejemplo, es del año 1.551. Fuera de España no hay casos como éstos porque la Unión Europea es mucho más antigua que el resto del mundo con casos también como el de Osborne o El Caballo. Recientemente hice un trabajo sobre empresas familiares a nivel mundial y hay algunos casos en Estados Unidos y en Hispanoamérica que están siguiendo el mismo perfil, lo que implica que cuando llegan a quinta generación están diversificadas y compuestas por multiunidades de negocio. Además todas se han internacionalizado y han encontrado una manera de que cada generación se haya responsabilizado de resolver los problemas de la empresa antes de pasarle el testigo a la siguiente que, de este modo, se puede concentrar en el presente y en el futuro. Así puede darle el suficiente aliento y autonomía para forjar una nueva visión, un nuevo modelo de negocio que amplíe el original, de modo que crezca y pueda abastecer a una familia que obviamente ha crecido.

— ¿Qué papel juega la internacionalización?

—El difícil concebir empresas que puedan continuar a largo plazo sin ampliar sus mercados en el ámbito internacional. Hay distintas formas de hacerlo: ventas directas, fabricación, distribución directa, creación de una joint venture, etc... A la larga es fundamental.

— ¿No ha visitado la sede central de Inditex, aquí en Arteixo, aprovechando su estancia en La Coruña?

—No pude porque he estado en las jornadas del Congreso pero mi esposa sí tuvo la oportunidad y regresó encantada. Me contó que en el departamento de diseño no hay nadie con más de 35 años. Hace tres semanas estuve en Google y es algo parecido porque todo el mundo era muy joven, una especie de microcosmos del mundo global lleno de chinos, japoneses, coreanos, mexicanos....

—Debe ser uno de los secretos en el sentido de que si eres una empresa global tienes que tener empleados de todo el mundo.

—Efectivamente, se necesita gente de todo el mundo con perspectivas muy variadas que añaden valores muy importantes a la estrategia de las compañías.

— ¿Y cómo están las empresas españolas en materia de internacionalización, aventura a la que muchas de ellas se lanzaron en los años de la crisis económica?

—Ha habido un incremento enorme durante los últimos veinte años de la presencia de las empresas españolas en el exterior, ya sean de vinos, los bancos, los bienes raíces o un largo etcétera.. casi siempre a culturas más próximas a la española, como es la hispanoamericana. aunque en Estados Unidos está habiendo también un enorme aumento de productos españoles capitaneados por Zara con su actividad digital, que está teniendo un éxito tremendo en ese país.