El Príncipe de Asturias, durante la VIII Conferencia iberoamericana de Empleo y Seguridad Social - EFE

El Príncipe califica de «doloroso e inaceptable» el elevado paro juvenil

Don Felipe pide que se apoye «sin fisuras» a los jóvenes emprendedores

MADRID Actualizado:

El Príncipe de Asturias afirmó este lunes que el elevado desempleo juvenil es «doloroso e inaceptable» y reclamó un apoyo «sin fisuras» a los que quieran emprender una actividad por cuenta propia. En su discurso en la inauguración de la VIII Cumbre Iberoamericana de Ministros de Empleo y Seguridad Social celebrada en el Senado, Don Felipe admitió que es «dolorosa e inaceptable» la «forzosa inactividad» de tantos jóvenes, que supone una «pérdida de recursos que los países no pueden permitirse».

En el encuentro con los responsables de Empleo de los países iberoamericanos, el Príncipe apuntó que en España «nos preocupan especialmente las tasas tan altas de desempleo», sobre todo entre los jóvenes. según informa la agencia Servimedia. En este sentido, subrayó que los jóvenes emprendedores «son y serán fundamentales» en la recuperación del tejido empresarial y la creación de empleo, por lo que abogó por darles «sin fisuras el apoyo que necesitan».

Así, demandó que las instituciones «presenten el apoyo necesario» a este colectivo para que «se vean impulsados en sus expectativas». También advirtió sobre la necesidad de lograr una «nueva mentalidad» en la sociedad española sobre la iniciativa emprendedores, y destacó la importancia de «despertar la capacidad de iniciativa» de los jóvenes, así como su «espíritu creador y de innovar».

En su opinión, estas «cualidades» junto a la necesaria formación son las «materias primas» del crecimiento económico. Para luchar contra el elevado desempleo juvenil, defendió la necesidad de «eliminar cualquier forma de discriminación» y promover la mejora de la «educación y la formación» de los jóvenes «como un derecho que acompañe al trabajador durante toda su vida laboral». En este sentido, sostuvo que las instituciones tienen la «obligación» de facilitar «herramientas eficaces» a los jóvenes para su incorporación al mercado de trabajo y para favorecer su «empleabilidad».

Por su parte, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, sostuvo que esta conferencia es una «oportunidad inigualable» para que los países iberoamericanos «coordinen políticas que permitan la creación de empleo». Así, subrayó la relación entre los países de la zona y aseguró que lo que ocurre en «Quito, Buenos Aires o Salvador de Bahía tiene incidencia en el empleo en Lisboa, Madrid o el DF». La ministra recordó los «profundos cambios» que han vivido los países del área en los últimos años, y agregó que «más profundas deben ser las reformas que llevemos a cabo para fomentar la creación de empleo».

En su intervención, don Felipe de Borbón ha destacado que la "forzosa" inactividad laboral de un gran número de jóvenes supone un "doloroso e inaceptable" impedimento para el desarrollo integral de estos como personas. Por ello, ha puesto en valor la necesidad de fomentar "una nueva mentalidad y un profundo cambio" en la sociedad española. "Es necesario despertar en los jóvenes su capacidad de iniciativa, inculcarles el deseo de innovar, además de fomentar su espíritu creador y potenciar su imaginación como fuente creativa".

«Materia prima de la sociedad»

En este sentido, Don Felipe ha insistido en que es prioritario que estas cualidades inspiren a los jóvenes porque, dice, junto a una formación adecuada "conforman las autenticas materias primas de la sociedad del conocimiento". Así, el Príncipe de Asturias ha aseverado que los emprendedores materializan el futuro que permitirá vislumbrar el crecimiento y la dinamización de la activad económica en general, para la regeneración del tejido empresarial y para la creación de empleo.

De esta forma, ha exigido que se den a los más jóvenes el apoyo "sin fisuras" que necesitan con el propósito de lograr empleos de calidad, que es un objeto "irrenunciable" en toda Iberoamérica y por lo que a su parecer, "debemos volcarnos". Por otra parte, don Felipe ha solicitado que la VIII Conferencia iberoamericana contribuya a fomentar "cooperación y concentración" entre los países para adecuar mejor la oferta y la demanda de empleos e identificar así nuevas oportunidades de contratación en todo el espacio Iberoamericano.

El encuentro al que don Felipe ha acudido hoy reunirá durante dos jornadas a los ministros y altos responsables de Empleo y Seguridad Social de 21 países iberoamericanos, así como representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Banco Mundial.

Según han apuntado desde la organización de la Conferencia, entre los objetivos principales se encuentra potenciar la cooperación entre los países iberoamericanos, con el fin de encontrar posibles soluciones para la creación de empleos estables, decentes y de calidad, y para fortalecer los mecanismos de protección social. El martes finalizará el cónclave con la correspondiente aprobación y firma de una Declaración que posteriormente se elevará a la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar en Cádiz, los días 16 y 17 de noviembre de 2012.