Francisco González, presidente del BBVA
Francisco González, presidente del BBVA - Ernesto Agudo

El presidente del BBVA cobró 2,7 millones y 238.000 acciones en el primer semestre

La retribución en acciones está valorada a precios actuales en 1,1 millones

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del BBVA, Francisco González, percibió un sueldo en efectivo de 2,77 millones de euros hasta junio, —entre fijo y variable—, al que hay que sumar 238.412 acciones, que a precios actuales valdrían 1,1 millones.

Según el informe semestral de la entidad, remitido hoy a la CNMV, al consejero delegado del banco, Carlos Torres Vila, le corresponden 1,728 millones de euros de sueldo y otras 107.779 acciones.

La parte variable de la retribución de ambos ejecutivos, tanto la efectiva como la generada en acciones, tiene un componente diferido, es decir son pagos de ejercicios anteriores que se van percibiendo por partes y están sujetos al cumplimiento de objetivos, y también dependen de otros supuestos que pueden limitar o incluso impedir el cobro.

Además, explica el informe, los consejeros ejecutivos han percibido en esta primera mitad del año retribuciones en especie que incluyen primas por seguros, por valor de 17.000 euros en el caso del presidente y de 130.000 euros para el consejero delegado.

La entidad también dotó 1,15 millones de euros para atender a los compromisos en materia de pensiones de Torres Vila, que acumulaba casi 15 millones en su hucha particular tras poco más de un año en el cargo, ya que fue nombrado el 4 de mayo de 2015 y estos datos se refieren a cierre de junio de 2016.

González, por su parte, no recibe aportaciones a su plan de pensiones desde 2010, pues ese año, cumplidos ya los 65, lo retiró cuando los fondos acumulados ascendían a 79,77 millones de euros.

Volviendo al informe semestral, el conjunto de los consejeros no ejecutivos del banco, doce personas en total, generó un salario agregado de 1,79 millones de euros entre enero y junio, cantidad que incluye los importes correspondientes a la pertenencia a las distintas comisiones del banco, cuya composición se modificó el pasado 31 de marzo.

Asimismo, el informe recuerda que los consejeros Ramón Bustamante e Ignacio Ferrero, que cesaron de sus cargos el 11 de marzo de este año, percibieron 70.000 euros el primero y 85.000 euros el segundo, por su pertenencia al Consejo de Administración y a distintas comisiones.

El año pasado, el presidente de BBVA ganó 3,77 millones de euros en total, un 1,75 % más que en 2014, cantidad a la que se suma un variable diferido en acciones que elevaría su retribución hasta 5,6 millones de euros.

Por su parte, el consejero delegado, Carlos Torres, generó una remuneración de 2,75 millones en 2015 en metálico (fijo y variable) y si se le añade el "bonus" que puede cobrar hasta 2019, recibiría en total 3,8 millones, a los que también se sumó la dotación al plan de pensiones.