Santiago Zaldumbide

El presidente de AZSA niega el uso de información privilegiada en la compañía

El presidente de Asturiana de Zinc (AZSA), Santiago Zaldumbide, aseguró ayer que «está todo claro» en relación a la remisión, el viernes, por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) al Ministerio Fiscal, de la OPA presentada el año pasado por el grupo suizo Xstrata sobre Asturiana por la presunta existencia de un delito de uso de información privilegiada.

MADRID. ABC
Actualizado:

Santiago Zaldumbide afirmó que han remitido la información precisa al órgano supervisor y que prueba que la compañía no tiene nada que ver con el supuesto uso de información privilegiada en la operación por la que la suiza Glencore International se hizo con el control de Asturiana de Zinc, a través de Xtrata, informa Efe.

El presidente de la compañía insistió en que «están de acuerdo con nosotros» y agregó que todo ha quedado «perfectamente claro» con la Comisión Nacional del Mercado de Valores, órgano al que se remitió para mayores precisiones.

Asturiana de Zinc remitió ayer una comunicación a la CNMV en la que subraya que «se adoptaron las medidas y utilizaron los procedimientos apropiados para salvaguardar la confidencialidad de la documentación e información no pública generada en la fase previa a la publicación de los sucesivos hechos relevantes relacionados con la OPA». También indica que «ninguno de los directivos y/o consejeros que tuvieron acceso a información reservada han llevado a cabo, directa o indirectamente, operaciones de compra o venta u otras, sobre acciones de la compañía durante el periodo en que dicha información tuvo el carácter de reservada o privilegiada».

ACCIONISTAS MINORITARIOS

Respecto al anuncio realizado por el último accionista minoritario de la compañía, Cesáreo Jurado, quien informó que impugnará el balance de fusión, el presidente de AZSA dijo que siempre pueden surgir discrepancias entre los poseedores de los 40 millones de títulos de la sociedad, pero recordó que Jurado sólo cuenta con 10.000 acciones.

El presidente de Asturiana de Zinc reiteró que todo el procedimiento seguido para la adquisición del 98% del capital de la compañía fue realizado de acuerdo con la normativa vigente y destacó que la OPA y la posterior exclusión de Bolsa se hizo con la autorización del organismo supervisor.

En su opinión, el planteamiento de ese accionista no permite sostener que «la OPA tenga un problema» y se remitió a su intervención en la junta general de accionistas celebrada el pasado 17 de diciembre en la que defendió la operación y la valoración de la compañía. Subrayó que, además, la operación contó con la participación financiera de «un banco de gran solvencia», el Dresdner Bank, que aportó 544 millones de euros.