Romano Prodi. ABC

La UE podrá imponer sanciones comercialesa Estados Unidos por 4.000 millones de dólares

La Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó ayer a la Unión Europea a imponer sanciones comerciales a Estados Unidos por valor de 4.000 millones de dólares. Es la respuesta a las ayudas que da Washington a las empresas americanas que exportan y que pueden llegar a constituir un ahorro de hasta un 30% en impuestos para estas sociedades, lo que altera las reglas del comercio internacional.

M. N.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. El tribunal de arbitraje de la Organización Mundial del Comercio (OMC) decidió ayer que la Unión Europea podrá imponer sanciones comerciales por valor de 4.000 millones de dólares a Estados Unidos por las ayudas fiscales ilegales que concede este país a sus exportadores. La OMC ya había dictaminado el pasado enero que las llamadas Corporaciones de Ventas al Extranjero (FSC) de Estados Unidos constituyen una subvención encubierta a las exportaciones y violan las normas del sistema multilateral de comercio.

La Organización ha dado así la razón a la UE al autorizar precisamente a la Comisión Europea a sancionar las importaciones norteaermicanas por la cantidad económica que juzgaba como equivalente al daño que sufren las empresas europeas por culpa de las exenciones fiscales de sus rivales estadounidenses.

Estados Unidos había considerado que las FSC sólo representaban un perjuicio para las empresas europeas valorado en 900 millones de dólares, informa Efe.

Estas FSC permiten a las grandes empresas estadounidenses de distintos sectores, como Boeing o Microsoft, beneficiarse de ahorros fiscales de hasta un 30%, lo que constituye de hecho una ayuda a las exportaciones. Estas FSC están generalmente situadas en paraísos fiscales como Islas Vírgenes o Barbados, lugares mediante los cuales las exportaciones estadounidenses circulan virtualmente para beneficiarse del trato de favor fiscal.

EE.UU. no tardó ayer en dar su opinión tras el fallo de la OMC hecho público en Ginebra. Robert Zoellick, representante de Comercio Exterior, aseguró estar decepcionado «porque el mediador no haya aceptado la cifra más baja propuesta por Estados Unidos. Nosotros pensábamos que una sanción de 900 ó 1.000 millones de dólares era más que suficiente».

En el mes de enero la OMC confirmó en apelación la condena de esta disposición e hizo calcular el lucro cesante de la Unión Europea por sus propios expertos, que determinaron que la cantidad de la sanción debía ascender a 4.000 millones de dólares y no a los 900 que reconocían las autoridades de Washington.

Ahora le toca a la Comisión Europea, presidida por Romano Prodi, decidir si aplica o no las sanciones financieras antes de que Washington modifique su legislación en este campo para adaptarla a las reglas de la OMC. El comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, tras declararse satisfecho con el fallo, explicó que ahora la vía está abierta para que la UE pueda sancionar a Estados Unidos «si no acaba rápidamente con el régimen de las ayudas a la exportación». Bruselas podría esperar a que pasen las elecciones legislativas de noviembre en EE.UU. para aplicar de hecho las sanciones.

Por su parte Mike Moore, Director General de la OMC, apeló ayer tanto a Estados Unidos como a la Comisión Europea a no desestabilizar a la OMC, ya que son los dos miembros fundamentales, así como a resolver sus diferencias de manera «amigable y constructiva».

«Apelo urgentemente a las dos partes a continuar con la cooperación y a trabajar con el objetivo de resolver sus diferencias», aseguró Moore en un comunicado la víspera de dejar su cargo en el que lleva tres años. Moore será sustituido por el tahilandés Supachai Panitchpakdi.