El ministro de Fomento José Luis Ábalos - JAIME GARCÍA

Primera derrota parlamentaria del Gobierno: El Congreso tumba la reforma del alquiler

Podemos había confirmado por la mañana que votaría en contra de la ley al no incluirse ninguna limitación a los precios, que tampoco ha apoyado ERC

MADRIDActualizado:

La reforma del alquiler ha caído esta tarde durante su convalidación en el Congreso tras recibir el sonoro «no» de 241 diputados frente al sí de apenas 103, entre ellos los del PSOE. De esta forma, Podemos ha contribuido al primer «no» que recibe el Gobierno de Pedro Sánchez de la Cámara. Así lo ha advertido Irene Montero, portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos, justo antes de su entrada al Pleno en que se votará la ley sobre medidas urgentes en materia de vivienda pues, según ha asegurado, «no cumple con las medidas» que la formación morada pactó con el Ejecutivo de cara al apoyo de los Presupuestos Generales del Estado. Se anticipa así la primera derrota parlamentaria de calado para el Ejecutivo.

Aunque desde la dirección de Podemos aseguran que «ya no hay nada que el Gobierno pueda ofrecer» para que su grupo cambie el sentido de su voto, desde el Gobierno se resiten a dar la batalla por perdida. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado a la salida del Pleno que «todavía hay jornada y hasta que no se produzca no sabremos» y ha calificado las diferencias de «perfectamente subsanables». También el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, confía en seguir negociando a lo largo de la jornada para intentar sacar adelante el real decreto pues considera que tiene todo el año de plazo para cumplir con lo pactado con Podemos en el acuerdo presupuestario, informa Víctor Ruiz de Almirón.

No obstante, Podemos rechaza ya tanto tramitar el actual decreto ley como un proyecto de Ley, para ser enmendado, o bien incluir medidas de alquileres a través de enmiendas en los Presupuestos Generales del Estado, pues considera que «ya no puede fiarse» del Ejecutivo. Una vez tumbado el decreto, sus planes pasan por la exigencia de otro nuevo en el que, esta vez sí, se incluyan todas sus exigencias. Se espera que la votacion se realice entrono a las cinco o seis de la tarde.

La chispa que ha hecho saltar por los aires el acuerdo ha sido la ausencia en la norma de un límite a los precios del alquiler, una de las principales reclamaciones de Podemos y que no fue incluida por el Ejecutivo alegando dificultades técnicas. Lo que sí contempla el texto son otras medidas como que los contratos vuelvan a tener una duración de cinco o siete años, frente a los tres que había previamente, o que la llamada prórroga tácita pase de uno a tres años. Además, endurece el proceso de desahucio y da la posibilidad de suspender en proceso cuando se detecte que haya una situación de vulnerabilidad.

Esta batería de medidas, sin embargo, no convencieron a la formación liderada por Pablo Iglesias, que acusó al Gobierno de haber roto las negociaciones al lanzar un real decreto con una regulación que estaba en plena discusión. Tampoco el sector quedó satisfecho con la norma y tanto inmobiliarias como fondos de inversión adviertieron que la aprobación del decreto desincentivaría el alquiler, reduciría la oferta y terminaría tensionando aún más las rentas. El texto generó también dudas entre el propio Gobierno, siendo la ministra de Economía, Nadia Calviño, quien frenó la habilitación a los ayuntamientos para limitar los precios.

Durante su intervención en el Pleno, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos ha defendido intensamente el decreto y ha intentado seducir a Podemos asegurando que éste sería sólo el primer paso de una extensa batería en materia de vivienda. «Es una oportunidad que no podemos perder», ha asegurado en su defensa del real decreto ley y ante la falta de apoyo que se antoja tendrá en la Cámara. «Las oportunidades se aprovechan o se desaprovechan y esta es una oportunidad que trata de dar respuesta política urgente al mercado de vivienda en España y frena la reforma de 2013 que estimuló subidas desorbitadas de los precios y los desahucios», ha señalado.

El ministro ha insistido en alcanzar un pacto de Estado por la vivienda y ha tildado de «necesidad» la convalidación del decreto. «Da seguridad al propietario y al inquilino, frena la intervención de los fondos de inversión buitres y pone un parque de vivienda social de 20.000 inmuebles», ha aseverado. «Es un real decreto de marcado carácter social que trata de revertir las consecuencias que tuvo la reforma liberal que dio pábulo y conjetura a maniobras especulativas en el mercado de la vivienda».

Batería de decretos económicos

El del alquiler es solo uno de los hasta ocho reales decretos -siete de carácter económico- que aprobó el Gobierno para impulsar el giro en la política económica y que hoy se someten a la votación de la Cámara. Entre ellos se incluyen la subida de las pensiones y el sueldo de los funcionarios, incluido el del presidente Pedro Sánchez, o crear la futura autoridad macroprudencial que deberá velar por evitar que se creen nuevas burbujas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha sido la encargada de defeder, en sustitución de su homóloga de Economía, Nadia Calviño, la necesidad de la creación de la autoridad macroprudencial. «Se trata de una necesidad detectada por la experiencia de la crisis porque el mundo en el que nos movemos es cada vez mas complejo e interconectado. Necesitamos instrumentos más avanzados y que nos permitan detectar los riesgos que puedan afectar negativamente a la economía real», ha asegurado Montero. «Desde 2011, diversos organismos como el FMI o el Consejo de Estabilidad financiera vienen advirtiendo que se creen estos organismos y sólo faltan España e Italia por ponerlos en marcha. Su entrada en vigor se derivará en una mayor protección de nuestra economía», ha afirmado.

Frente a la ajustada votación que se anticipa para el decreto del alquiler, sí se espera la convalidación de esta norma, si bien algunos grupos parlamentarios han querido destacar el retraso acumula nuestro país es esta materia y que preocupa especialmente en un momento como el actual en el que la sombra de la desaceleración comienza a acercarse, tal y como advirtió ayer el FMI en Davos. Podemos ya ha adelantado que votará en contra de este decreto porque, según su portavoz en la Cámara Baja, Alberto Montero Soler, «se queda corto en los instrumentos que propone» y «vuelve a privilegiar a las grandes entidades frente a las pequeñas». El PP, por su parte, aunque no ha detallado el sentido de su voto a la norma, sí ha adelantado que no comparte «el fondo» ni las formas.

El Pleno del Congreso también ha debatido esta mañana el real decreto ley de medidas tributarias y catastrales, cuya convalidación ha quedado también en el aire. Bienvenido de Arriba, del grupo parlamentario popular, anunció el voto en contra de su formación al considerar «alarmante que un real decreto mezcle todo tipo de medidas». Por parte de Unidos Podemos, el diputado Segundo González calificó el decreto de «revoltijo», con medidas que «gustan y otras que no», por lo que pedirá que se tramite como proyecto de ley.