La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, en una imagen de archivo
La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, en una imagen de archivo - MAYA BALANYÁ
XXIV ENCUENTRO ABC-DELOITTE DEL SECTOR ASEGURADOR

Los planes de ahorro en la empresa aportarían 25.000 millones al año a la jubilación, según las aseguradoras

El sector privado urge al Parlamento una reforma de las pensiones y reclama más colaboración en la gestión de la dependencia

MADRIDActualizado:

El sector asegurador español vuelve a alzar la voz para urgir al Parlamento a abordar ya una reforma del actual sistema de pensiones. Y la principal propuesta que las compañías privadas han puesto sobre la mesa para fomentar el ahorro para la jubilación es que se fije un sistema de planes de pensiones privados en las empresas de adscripción obligatoria para los trabajadores. La estimación de la industria del seguro es que este esquema pueda aportar dentro de unos años hasta 25.000 millones de euros anuales a los pensionistas.

"Si se lo plantea, la expectativa racional de este sector es de rendir prestaciones anuales de entre 20.000 y 25.000 millones anuales en unos años", ha dicho la presidenta de la patronal de las aseguradoras (Unespa), Pilar González de Frutos, en la apertura del XXIV Encuentro del Sector Asegurador de ABC-Deloitte, organizado en colaboración con Mapfre. Esta cifra supone entre el 14% y el 18% de los casi 140.000 millones de euros que el Estado gasta ya al año en el sistema público de pensiones.

Unespa ha pedido al Pacto de Toledo además que aborde cuanto antes la reforma de las pensiones avisando de que el ahorro tarda aún unos años en convertirse en una pensión adecuada. "Una mínima equivalencia entre aportación y prestación no se produce hasta los 16 o 17 años de aportación", ha dicho González de Frutos. "Cualquiera que sea la solución que implante o en la que colabore, necesita entre 15 y 20 años para madurar, para desplegar todas sus ventajas, y esta es la razón fundamental de que retrasar la reforma tendrá perdedores", ha insistido, pidiendo que esa reforma legar llegue a ser posible en esta misma legislatura.

Lo que no ha sentado nada bien entre el sector privado es la reforma legal en el reglamento de los planes de pensiones que permite rescatar los planes sin ningún límite a los diez años y que reduce las comisiones, así como la facilidad dada para movilizar los planes no ya de una país a otro sino entre empresas en el mismo país.

La industria aseguradora defiende que sus reivindicaciones de incentivos al ahorro privado no se basan en su interés particular de hacer negocio sino en una cuestión social. En este sentido, las compañías han pedido también una mayor colaboración público-privada en materia de salud y, sobre todo, de dependencia. De hecho, las aseguradoras españolas están registrando notables crecimientos en pólizas de salud y de dependencia. "Es necesario ahora que nuestro sistema de dependencia tiene ya unos cuantos años de existencia, colocarlo encima de mesa del debate y discutir entre todos si estamos contentos con los resultados; si por el contrario lo vemos perfectible y, en ese caso, cuáles son las vías de evolución posibles", ha sugerido González de Frutos.