Piqué vería con buenos ojos la fusión de las tres empresas.CHEMA BARROSO

Piqué confirma que Uni2, Retevisión y Jazztel están negociando su fusión

ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. El ministro de Ciencia y Tecología, Josep Piqué, ha advertido de que aunque el Gobierno trabaja para suprimir el denominado «price cap», el sistema de precios máximo aplicado a Telefónica y que sirve de referencia al resto del sector, su eliminación no será posible, al menos, hasta 2005, informa Ep

Además, Piqué admitió que tiene constancia de conversaciones entre los competidores de Telefónica en telefonía fija (Uni2, Retevisión y Jazztel) para una posible fusión con el fin de hacer frente al operador dominante. Añadió que ve «con simpatía» operaciones de concentración en ese segmento de la telefonía, pero reconoció que los contactos entre las empresas también son «muy difíciles».

Respecto al «price cap», el ministro subrayó que ya no hay tiempo para eliminar el sistema en lo que queda de legislatura, pero que el Ejecutivo ya está trabajando «en esa dirección» para simplificar el modelo, reduciendo los conceptos del «price cap» para que, «en un horizonte más o menos sensato, pueda acabar desapareciendo». «A mí, personalmente, me gustaría que eso pudiera suceder a partir del año 2005, y así lo he manifestado públicamente, pero eso es algo que se tendrá que ver en su momento», agregó.

Desregular los mercados

Añadió que es «muy reacio» a los controles de precios en los mercados que se están liberalizando, sobre todo en un sector tan complejo como el de la telefonía, que va más allá de la telefonía fija, «un negocio declinante que sólo se está recuperando por la introducción de banda ancha a través de ADSL, pero que va perdiendo cada vez más cuota, razonablemente, en favor de la telefonía móvil, en la que hay competencia suficiente».

El ministro de Ciencia y Tecnología dijo tener constancia de conversaciones entre competidores de Telefónica para una posible fusión en telefonía fija e insistió en que ve con «simpatía» operaciones de concentración en este segmento, toda vez que Telefónica mantiene una cuota superior al 85%, mientras que el mayor de sus competidores no pasa del 4%. «Me parece que ése no es un esquema competencial razonable», sentenció.

«Es cierto que, con la convergencia tecnológica, el pricipal competidor de Telefónica es Telefónica Móviles y no otro operador de telefonía básica. También es verdad que la única manera de poder competir con Telefónica en una prestación de telefonía básica es a partir de una cierta dimensión», manifestó. Por eso, dijo ver con simpatía operaciones de concentración en ese segmento. «Otra cosa es que sean decisiones empresariales», advirtió y reveló que le consta la existencia de conversaciones al respecto pero que también sabe que éstas «son muy difíciles».

Preguntado por el futuro de la telefonía móvil de tercera generación (3G), Piqué confirmó el calendario del Gobierno para su implantación comercial a mediados de 2004, y agregó que incluso el cuarto operador, Xfera, manifestó recientemente al Ejecutivo su voluntad de llevar adelante el proyecto. También precisó que el asunto de los avales de las operadoras ya está cerrado y recordó que este extremo se renegoció en su momento alcnazando unos compromisos en términos de inversión e implantación comercial considerados como «razonables y asumibles» por ambas partes, empresas y Administración.

A su juicio, la implantación del 3G en 2004 será posible gracias a la «rapidísima» transformación de los hábitos de los consumidores en la utilización de la telefonía móvil registrada en los últimos tiempos. «Eso lo estamos viendo ahora con toda la utilización de la imagen y de la transmisión de datos a través de los móviles, que es un paso cualitativo respecto a lo que fue el primer salto, que implicó un cambio de hábitos muy relativo: se dejó de usar la telefonía básica para utilizar la móvil, pero se usaba para recibir o prestar el mismo servicio, que era la voz. Los usuarios se están acostumbrando muy rápidamente a las nuevas prestaciones y eso nos permite a todos ser ahora más optimistas en cuanto al calendario», manifestó.