Colas en los mostradores de Vueling por los retrasos
Colas en los mostradores de Vueling por los retrasos - AFP

Los pilotos de Vueling trabajarán en sus días libres

El sindicato Sepla ha informado de la medida, con la que esperan cumplir con el «exceso de vuelos y rutas» fijados por la aerolínea

BarcelonaActualizado:

Los pilotos de Vueling cederán varios de sus días libres para cubrir la planificación de vuelos de la aerolínea, según ha informado este miércoles el Sepla, que ha explicado que es uno de los puntos del plan de productividad que presentó el sindicato a inicios del verano, y que la compañía ha incluido en el plan de contingencia presentado al Ministerio de Fomento para recuperar la normalidad.

El sindicato Sepla ha indicado en un comunicado que su plan es puntual y supone una cesión extraordinaria que los pilotos hacen de su tiempo de descanso para poder abarcar «el exceso de vuelos y rutas que la anterior dirección de la compañía había planificado para este verano».

«Una vez más, son los trabajadores quienes asumen el peso de sacar adelante la producción de Vueling, trabajando más horas de las estipuladas por sus respectivos contratos laborales», ha considerado.

Ha añadido que, en estos momentos, todos los colectivos de Vueling junto a la nueva directiva están «volcados en salvar la situación de la compañía y devolver a los usuarios la confianza en una de las aerolíneas más importantes de España».

El Sepla ha incidido en que a principios de junio ya alertó de que Vueling no disponía de recursos necesarios para cubrir toda la programación que había planificado para la temporada estival.

Por ello, presentó a la dirección de la compañía un proyecto de productividad que contemplaba la cesión limitada de días libres según necesidades de producción.

Confianza en la nueva dirección

El colectivo de pilotos confía en que esta situación «no se repita en el futuro y que haya más realismo a la hora de planificar la temporada de verano».

Así, confía en la voluntad y diligencia de la nueva dirección de la compañía para que en el futuro las programaciones se adapten a los recursos reales de la aerolínea, de forma que «la solución a los errores de planificación no recaiga en los trabajadores».