Las petroleras consiguen beneficios históricos por segundo año consecutivo

Los países productores han tenido también jugosos ingresos extras durante el año pasado, especialmente los miembros de la OPEP

J. G. N. MADRID./
Actualizado:

Por segundo año consecutivo, las compañías petroleras han obtenido en 2004 unos beneficios espectaculares. Incluso, en muchos casos se trata de resultados históricos. El motivo, los altísimos precios del petróleo y de sus derivados, que en 2004 alcanzaron máximos históricos. Y en 2005 las cosas parece que siguen igual, ya que el crudo ha alcanzado nuevos récord. Por lo tanto, los resultados del primer trimestre del año van a ser también muy positivos para las compañías.

ExxonMobil, la mayor petrolera del mundo, ganó 6.477 millones de euros en el último trimestre de 2004 y 19.485 millones en todo el año pasado. Ambas cifras son récord históricos para la compañía que preside Lee Raymond, quien ha reconocido que la empresa «se había beneficiado de las condiciones favorables del mercado». Los resultados de ExxonMobil son los más elevados registrados nunca por una empresa norteamericana.

Exxon, la más grande del mundo

Las acciones de ExxonMobil subieron el año pasado un 40%, tendencia al alza que se ha mantenido en 2005. Prueba de ello es que el pasado día 18 de febrero, ExxonMobil se convirtió en la empresa más grande del mundo, por capitalización bursátil (293.692 millones de euros), superando por primera vez a General Electric y a Microsoft.

La segunda petrolera del mundo, Royal Dutch Shell, también ha conseguido unos beneficios históricos: 14.270 millones de euros. «Shell gana un millón de libras al día», titulaba el «London Evening Standard».

Shell ha obtenido estos resultados récord en un año donde su presidente, Philips Watts, y otros altos directivos tuvieron que salir de la compañía tras admitir que habían inflado las reservas del grupo. Al incremento de los beneficios ha contribuido el fuerte plan de desinversiones llevado a cabo por la compañía, como su red de 338 estaciones de servicio en España y su participación del 5% en CLH.

La británica BP ganó en 2004 un 26% más que en el ejercicio anterior. Su director ejecutivo, John Browne, dijo que eran unos buenos resultados porque «el beneficio subió más que el precio del crudo». Explicó que «hemos dedicado muchos años a poner las cosas en su lugar, comprando activos cuando el precio era bajo, buscando petróleo y gas. Tener estas actividades nos permite tener beneficios cuando el precio del petróleo es alto».

Otras compañías europeas

Repsol YPF ha sido una de las pocas excepciones. Ganó un 3,5% menos -1.950 millones de euros-, porque destinó casi 700 millones a saneamientos extraordinarios. Otras tres grandes petroleras europeas consiguieron el año pasado unos resultados históricos: Total, Eni y Statoil.

El grupo francés Total ganó 9.612 millones de euros, un 37% más que en 2003. Su presidente, Thierry Desmarest, destacó además el importante plan de inversiones realizado, que suma 8.668 millones de euros.

La italiana Eni, que preside Roberto Poli, alcanzó los 7.274 millones de euros de beneficio, un 30% más que en el ejercicio pasado, y la noruega Statoil obtuvo 2.960 millones de euros, un 50% más que en 2003.

El Fondo Estatal de Petróleo noruego creció en 2004 un 20%, hasta alcanzar la cifra récord de 124.000 millones de euros, según ha informado el Banco Central de Noruega.

El valor de las acciones derivadas del citado depósito pasó de 44.000 millones de euros a 51.000 millones. El fondo fue creado en 1990 y comenzó a funcionar en la práctica en 1995. Está compuesto por parte de los ingresos que el Estado obtiene de la industria petroquímica y que éste invierte, a su vez, en obligaciones y títulos extranjeros.