Este lunes se han presentado los primeros informes en el Foro Económico Mundial
Este lunes se han presentado los primeros informes en el Foro Económico Mundial - AFP

El pesimismo se apodera de los ejecutivos españoles

El 28% de los directivos nacionales cree que la coyuntura económica empeorará en 2019. Hace un año, solo un 3% preveía un frenazo

Actualizado:

El pesimismo se apodera del mundo empresarial. Las tensiones comerciales y la incertidumbre política han enfriado las expectativas de los directivos mundiales sobre el crecimiento económico. El porcentaje de ejecutivos que considera que la coyuntura mejorará en los próximos doce meses ha caído hasta el 42% este año. Y un 29% cree que la economía sufrirá un frenazo. Un nivel que no se alcanzaba desde 2012.

Son algunas de las conclusiones de la XXII Encuesta Mundial de CEOs de PwC, un informe elaborado a partir de entrevistas con 1.378 directivos y que ha sido presentado este lunesen el Foro Económico Mundial de Davos. El estudio muestra que el pesimismo empresarial es aún mayor en el caso de España. Un 28% considera que la coyuntura económica irá a peor, un 49% cree que se mantendrá igual y solo el 21% de los encuestados opina que la actividad mejorará este año.

Este porcentaje se eleva hasta el 32% en el caso de los británicos; el 38% en el caso de los alemanes; el 40% de los irlandeses y el 50% de los portugueses. El año pasado, un 63% de los directivos españoles confiaba en una mejora de la economía y solo un 3% creía que sufriría un frenazo.

La incertidumbre política es el mayor foco de dudas para la clase empresarial española. El 90% de los 39 encuestados nacionales se muestra preocupado o muy preocupado por este factor. También inquietan los populismos (el 85% se muestra preocupado o muy preocupado), el incierto crecimiento económico (82%), el futuro de la Eurozona (82%) y la incertidumbre geopolítica (77%).

A nivel global, los directivos encuestados destacan la incertidumbre que genera el exceso de regulación (73%) y los conflictos relacionados con la inversión (73%), aunque es la incertidumbre política y geopolítica la que más inquietud despierta (78 y 75%, respectivamente).

El deterioramiento de las previsiones económicas también afecta a las estimaciones personales de cada directivo, según la encuesta de PwC. Cae del 42% al 35% el porcentaje de CEOs que se muestra confiado en la marcha de su empresa y aumenta del 13% al 18% los que tienen poca o ninguna confianza. En este último indicador, España ha duplicado sus registros en el último año: pasa del 13% al 26% el porcentaje de directivos que tienen poca o ninguna confianza en aumentar los ingresos de sus empresas.

Proteccionismo e inteligencia artificial

La consultora achaca esta pérdida de confianza en la economía al auge de los populismos y los nacionalismos en todo el mundo, que está impactando en la capacidad de las empresas para hacer negocios. «Cuestiones como el cambio climático o el terrorismo han perdido peso entre las principales preocupaciones de los CEOs mundiales y han sido sustituidas por la incertidumbre política, las tensiones comerciales, el proteccionismo y la excesiva regulación», apunta el informe. Esta tendencia está provocando, además, un deterioramiento de la internacionalización de las empresas, que se están centrando en su mercado doméstico.

También la digitalización aparece como un foco de incertidumbre para el mundo empresarial. El 49% de los directivos encuestados considera que la inteligencia artificial destruirá más puestos de trabajo de los que creará (el 44%, en el caso de España), mientras que el 41% piensa lo contrario. El 95% reconoce que este tipo de tecnología revolucionará la forma de hacer negocios en un plazo de cinco años.

En este contexto, a nivel global los destinos preferidos para invertir son Estados Unidos (27%), China (24%), Alemania (13%) e India (8%). En el caso de España, los empresarios apuestan por Estados Unidos (21%), Brasil (15%) y Alemania (15%).