Los hombres disfrutarán de una baja paternal de ocho semanas en 2019
Los hombres disfrutarán de una baja paternal de ocho semanas en 2019 - FOTOLIA

Los permisos de paternidad y maternidad se igualarán de forma progresiva a 16 semanas en el año 2021

Este tiempo de permiso será intransferible y las prestaciones estarán remuneradas al cien por cien, tal y como se recoge en el acuerdo de Presupuestos de 2019

MADRIDActualizado:

La equiparación del permiso de paternidad se llevará a cabo de forma progresiva en los próximos tres años. Las semanas de baja de las que podrán disfrutar los padres ascenderán a ocho en 2019, 12 en 2020 y finalmente, 16 en 2021. Este tiempo de permiso será intransferible y las prestaciones estarán remuneradas al cien por cien, tal y como se recoge en el acuerdo de Presupuestos de 2019 al que han llegado el Gobierno y Unidos Podemos. (Lee aquí el acuerdo para los Presupuestos 2019)

La medida tendrá un impacto presupuestario de 300 millones de euros en 2019, según los cálculos realizados por el Ejecutivo. Debido al alto coste de la equiparación de las bajas para ambos progenitores, se establecerá un calendario de implantación que otorgue garantía a su viabilidad.

Esta novedad se incorporará a los correspondientes convenios colectivos y se implantará mediante el diálogo con las comunidades y los ayuntamientos y como complemento al reciente acuerdo sindical para la mejora del empleo público de marzo de 2018. Igualmente, se planteará en la mesa del diálogo social para que el sector privado y las empresas establezcna una estrategia de avances en la misma línea.

En el texto del acuerdo entre Gobierno y Podemos se defiende la aprobación de esta medida debido a que «una reivindicación constante de la sociedad actual es establecer medidas que, en el marco de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, favorezcan un reparto equilibrado de responsabilidades familiares y personales entre mujeres y hombres», así como el fomento de la corresponsabilidad.

La regulación actual fija en 16 semanas el permiso para el cuidado del recién nacido para la madre y cinco para el padre (se amplió una semana el pasado julio). Las seis primeras semanas son obligatorias para la mujer mientras que los padres cuentan con un permiso voluntario e intransferible de cinco semanas.