Un grupo de personas recogiendo la cosecha en Jaén
Un grupo de personas recogiendo la cosecha en Jaén - EFE

La patronal de la aceituna denuncia que la UE no les protege como al acero y al aluminio

Asemesa afirma que «falta contundencia» para defender el sector frente a los aranceles de Estados Unidos

MadridActualizado:

Los aranceles de Estados Unidos a la aceituna de mesa negra española ya están cobrándose sus primeras víctimas. Si la patronal Asemesa informaba hace días de que las exportaciones en el primer trimestre habían caído un 42,4%, ahora ha sido Agro Sevilla, líder del sector en este producto con destino al país norteamericano, quien ha anunciado 50 despidos.

Las consecuencias se hacen ya evidentes en un sector que ha pasado de 6,9 millones de kilos exportados a EE.UU. a tan solo cuatro, según el Departamento de Aduanas de ese país. Y desde la patronal temen más efectos a corto plazo.

«Supone un lastre enorme. Ya algunas empresas han tenido que tomar medidas y otras están aguantando para ver cuáles son las decisiones finales», explica Antonio de Mora, secretario general de Asemesa.

Asemesa pide a la UE medidas similares a las que han tomado respecto al acero y al aluminio, es decir, amenazar a EE.UU. con aranceles

Pese a que confían en poder levantar estos aranceles en un futuro próximo, ya trabajan en abrir nuevos mercados ante la pasividad que denuncian por parte de las instituciones comunitarias. «Creemos que la respuesta de la Comisión Europea no ha sido la misma que en el caso del acero y el aluminio. Antes de que Trump tomara medidas, la UE ha presentado una lista para aplicarles aranceles. Y nosotros pedimos una actuación similar. No nos sentimos igual de amparados», explica De Mora.

En consonancia, el secretario general explica que su deseo es que «la Unión Europea tuviera la misma contundencia, porque no la está teniendo». Un aviso a las autoridades comunitarias para que defiendan más intensamente sus intereses. «Echamos en falta una mayor contundencia», prosigue.

Aunque es a la UE a quien pide responder de manera más contundente, Asemesa no se olvida del Gobierno español. «Le pedimos todas las gestiones que tenga que hacer para que la UE dé una respuesta contundente. Esto requiere una intervención política al máximo nivel y no se está haciendo, como sí se ha hecho en el caso del acero y el aluminio», dice De Mora.

Consecuencias laborales

Desde Asemesa explican que es «muy complicado» cuantificar el impacto a nivel laboral que tendrán estos aranceles, pero desde Agro Sevilla sí que tienen estimaciones en mente. Después de verse forzados a prescindir de 50 trabajadores, aseguran que «podemos llegar a 100 despidos», destaca Gabriel Redondo, presidente de la compañía. Cien personas que dejarían la empresa en 365 personas.

Aun así, el presidente transmite un mensaje de tranquilidad a los empleados. «Estas cifras crean incertidumbre en los trabajadores, pero que sepan que esto serán bajas temporales porque se va a superar», destaca.

Respecto a la producción, Redondo ya informó de que su producción de aceituna negra se había reducido un 15%, y todos estos factores en conjunto lastrarán sus resultados anuales. «Nos va a lastrar la cuenta de resultados, ese ese nuestro miedo también», afirma el presidente de Agro Sevilla, al tiempo que recalca que si los aranceles se convierten en definitivos «llegaremos a perder el 100% de las ventas en Estados Unidos».