Luis Aires, presidente de BP España, a la izquierda, hoy, durante la presentación
Luis Aires, presidente de BP España, a la izquierda, hoy, durante la presentación - J. G. N.

Dos pasos para adelante, uno para atrás, balance energético de 2017

España es el país donde más creció el consumo de carbón en términos relativos en todo el mundo

MadridActualizado:

El balance energético mundial de 2017 se puede resumir en «dos pasos para adelante, un paso para atrás», según recoge el prestigioso informe Statistical Review of World Energy que, desde hace 67 años, realiza BP.

En su presentación en Madrid, el presidente de BP España, Luis Aires, ha explicado que los dos pasos adelante son el aumento de las renovables y el crecimiento de la demanda de energía (2,2%), mientras que el paso atrás ha sido el incremento de las emisiones de gases (1,6%) tras tres años con apenas variaciones.

El aumento de las emisiones responde sobre todo a la mayor utilización del carbón para generar electricidad. De hecho, en España, como fue un año seco, creció un 28,5% el consumo de carbón respecto a 2016. «Nuestro país fue donde más subió la producción con carbón en términos relativos en todo el mundo, por delante de Pakistán», explicó Aires.

Impuestos al gasóleo

Sobre la pretensión del Gobierno socialista de subir los impuestos al gasóleo para equipararlos a la gasolina, el presidente de BP España afirmó que «el Ejecutivo debería tener en cuenta que la economía española está basada en el transporte de mercancías por carretera, por lo que tendría un impacto importante y afectaría a la competitividad de nuestras empresas».

También pidió al Gobierno que «no disfrace» como medida medioambiental esa supuesta subida de impuestos porque «el gasóleo «emite menos CO2 que la gasolina y no se puede confundir a la opinión pública».

Asimismo, afirmó que «la industria automovilística ha hecho mucho daño al diésel por los escándalos» y apuntó a esta «mala imagen» el hecho de que cada vez se matriculan menos coches diésel que de gasolina.