El dinero metálico empieza a desaparecer a la hora de las compras
El dinero metálico empieza a desaparecer a la hora de las compras - ABC

El pago en efectivo, un método cada vez más en desuso en España

Con el avance de las tecnologías, realizar compras con la tarjeta de crédito o el mismo móvil es más usual

MadridActualizado:

Hace más de cuarenta años que en España apareció la primera tarjeta de crédito. Pese a las facilidades y rapidez que ofrecía, tardó en asentarse en nuestro país. Por motivos de desconfianza sobre la seguridad, el dinero en efectivo ha sido el método de pago por antonomasia. Hasta ahora. Según un estudio realizado por American Express, el pago con tarjeta ha desbancado al uso del efectivo como la primera opción de los españoles para realizar las compras. En concreto, el 51% utiliza mayoritariamente la tarjeta de crédito mientras que el 39% paga en efectivo.

La aceptación de la tarjeta de crédito ha tenido un largo recorrido, pero se ha afianzado con firmeza sobre todo los últimos años. Las nuevas tecnologías han traído de la mano una mayor seguridad en este método de pago además de un perfil de comprador más nativo con las innovaciones.

A ello se le suma el auge del comercio electrónico, que potencia más el uso de la tarjeta de crédito. De hecho, el informe europeo de pagos de consumidores añade que el uso de la tarjeta de crédito en España se potencia gracias al «ecommerce». Así, el 60% usa la tarjeta de crédito en compras a través de la red, un 22% más que la media europea.

En el otro lado de la balanza está el menor protagonismo del dinero en efectivo. Según los datos del estudio de American Express, el 59% cree que el dinero en efectivo desaparecerá en un futuro. Además, cada vez se saca menos dinero de los cajeros automáticos, siendo un hecho muy raro entre los jóvenes. Asimismo, el bolsillo de los españoles lleva de media 35 euros en su cartera; solo un 15% suele llevar más de 50 euros mientras que un tercio lleva menos de 20.

Pero no solo el uso de la tarjeta de crédito crece. Desde hace años, pagar con el móvil es una opción más frecuente. Aplicaciones como Samsung Pay y Apple Pay van ganando peso con el paso del tiempo. Además, también está la opción del «Carrier Billing» (cargar los pagos a la factura de la compañía operadora del móvil). El último estudio de Telecoming sobre ello indica que España es uno de los países donde se espera que este método penetre más en Europa, ya que nuestro país cuenta con una ratio de número de «smartphones» por habitantes bastante alto.

Por otro lado, el uso de las criptomonedas puede ser una alternativa, aunque su penetración todavía es bastante pequeña en unuestro país y solo los jóvenes ven un potencial real a este método de pago en el futuro.