El operador de telefonía Yoigo espera concluir su primer mes de actividad con cerca de 25.000 clientes

El nuevo operador móvil Yoigo podría alcanzar en su primer mes de actividad los 25.000 nuevos clientes, según indicaron fuentes de la compañía a Servimedia. Yoigo comenzó a operar en España el pasado

ABC. MADRID.
Actualizado:

El nuevo operador móvil Yoigo podría alcanzar en su primer mes de actividad los 25.000 nuevos clientes, según indicaron fuentes de la compañía a Servimedia. Yoigo comenzó a operar en España el pasado día 1 de diciembre y en este mes la compañía ha recibido más de 10.000 llamadas diarias solicitando información sobre las tarifas y servicios que ofrece.

No obstante, el dato oficial, a 13 de diciembre, es que Yoigo ha logrado captar a un total de 15.000 clientes, si bien el operador confía en que la campaña de Navidad eleve esta cifra hasta los 25.000. Asimismo, la página web del nuevo operador móvil ha recibido en este primer mes más de medio millón de visitas.

Yoigo, el cuarto operador de telefonía móvil de tercera generación de España, comenzó a operar el pasado 1 de diciembre en el mercado nacional ofreciendo una tarifa única de prepago y pospago para llamadas de 12 céntimos de euro por minuto (más 12 céntimos por establecimiento de llamada), y 10 céntimos de euro en mensajes de texto.

El objetivo de Yoigo es alcanzar unos 350.000 clientes en 2007, lo que supone el 0,9% de la cuota de mercado, y elevar este ratio hasta el 10% a finales de 2015.

La comercialización de este operador se realiza a través del distribuidor The Phone House, pero principalmente a través de su página web (Yoigo.com), o por teléfono (1701), ya que supone un descuento del 10% Fuentes de Yoigo señalaron que la distribución de las tarjetas se realiza de forma gratuita a través de Seur, y que la gran demanda ha hecho que se produzcan ligeros retrasos y no se puedan atender las peticiones en las 48 horas previstas.

Telia Sonera, propietario del 76,6% de las acciones de Yoigo, confía obtener sus primeros beneficios dentro de cinco años, según ha confirmado recientemente su presidente.