En 2018, un 42,26% de las ofertas de trabajo publicadas incluía entre sus requisitos contar con una titulación de Formación Profesional
En 2018, un 42,26% de las ofertas de trabajo publicadas incluía entre sus requisitos contar con una titulación de Formación Profesional - Isabel Permuy

Las ofertas que piden FP superan a las que demandan titulación universitaria por primera vez

Los ciclos de Grado Superior son los que presentan mayor empleabilidad (24,44%)

MadridActualizado:

El mundo laboral evoluciona a gran velocidad. Si las enseñanzas universitarias habían sido años atrás un valor diferencial en la búsqueda de empleo, ahora la realidad es otra y, por primera vez, las empresas priorizan la tipología de los estudios al nivel formativo. En 2018, las ofertas de trabajo que requieren un título de Formación Profesional (42,26%) superaron a las que demandan estar en posesión de una titulación universitaria (38,5%), según datos de Adecco Group Institute, el nuevo centro de estudios del Grupo Adecco, y del portal de empleo Infoempleo.

La alta empleabilidad de la Formación Profesional la convierte en una opción cada vez más elegida por los estudiantes. De hecho, desde el curso académico 2011/2012, el número de alumnos matriculados en sus distintas modalidades ha experimentado un crecimiento constante. Así, se ha pasado de las 615.079 matrículas de 2011/2012 a las 810.621 del periodo 2017/2018, lo que supone un incremento del 31,79%.

Si bien es cierto que en otros países europeos como Alemania o Suiza estos estudios cuentan con una gran tradición y aceptación general, la FP está tomando fuerza en el mercado de trabajo español: en 2017, un 40,32% de las ofertas publicadas incluía entre sus requisitos contar con una titulación de este tipo, mientras que tan solo un año después, el porcentaje se eleva hasta el 42,26%.

Los ciclos formativos de Grado Medio son demandados en el 17,8% de las ofertas, lo que representa tres puntos porcentuales más que hace un año. Los de Grado Superior, en cambio, disminuyen su porcentaje al pasar de un 25,5% en 2017 al 24,4% de 2018.

En el curso 2017/2018, la Formación Profesional alcanzó las 810.621 matrículas en España

Por familias profesionales, las áreas que más ofertas de empleo reciben son Administración y Gestión (13,3% sobre la oferta de empleo para FP), Electricidad y Electrónica (7,8%), Fabricación Mecánica (6,5%), Informática y Comunicaciones (4,3%) e Instalación y Mantenimiento (4%). Entre todas se reparten el 36% de las ofertas dirigidas a candidatos en posesión de un título de FP.

Por sectores, el industrial se consolida como segundo año consecutivo como el que más técnicos de FP demanda (11,1%), pese a que sufre una caída respecto a 2017 (12,65%). El sector de la hostelería y turismo ocupa el segundo lugar de la clasificación y experimenta un crecimiento interanual (del 6,02% de 2017 al 9,26% al 2018). Le sigue informática, con un 6,61%; construcción (4,45%); comercio minorista (4,22%); metalurgia y mineralurgia y siderurgia (4%) y automóvil (3,93%). A la cola, están consultoría informática y telecomunicación (2,32%); servicios sociales (2,37%); recursos energéticos (2,43%); y enseñanza y formación (2,84%).

Si se miran las áreas funcionales, ingeniería y producción es la que más técnicos de FP demanda, pasando de un 22,41% de la oferta de empleo dirigida a estos profesionales en el ejercicio anterior al 26,26% actual. Los puestos del área comercial y ventas se sitúan en segunda posición con un 17,94%, seguidos del sector de la tecnología, informática y telecomunicaciones, que acapara un 16,63% de las ofertas de trabajo. Los últimos lugares de la lista corresponden a los sectores recursos humanos (1,29%), diseño y maquetación (0,70%) y legal (0,44%).

Administración y Gestión (13,3%), Electricidad y Electrónica (7,8%) y Fabricación Mecánica (6,5%) son las áreas que más ofertas de empleo reciben

El estudio señala que «un año más, la tabla de puestos de trabajo para los que se demanda Formación Profesional muestra una clara diversidad en el reparto por puesto profesional». Tanto es así que los 15 puestos con mayor demanda de FP solo aglutinan el 33% de las ofertas.

Este año, a diferencia del anterior, los técnicos de mantenimiento son los que lideran el ranking (4,57%), seguidos de los comerciales (2,75%) y programadores (2,53%). Con valores muy similares se encuentran los puestos de administrativo (2,47%), analista/programador (2,34%), técnicos de soporte (2,28%), técnico contable (2,23%), operarios (2,20%) y mecánicos (2,08%). Entre las 15 primeras posiciones también se encuentran los auxiliares administrativos (1,94%), los administradores de sistemas/redes (1,74%), los electromecánicos (1,64%), los delineantes/proyectistas (1,41%), los técnicos de logística (1,39%) y los técnicos de atención al cliente(1,36%).

Por categoría profesional, el porcentaje de puestos que requieren titulados de FP para cubrir cargos de dirección (1,27%) y técnicos (51,02%) ha aumentado en comparación con el año anterior (0,72% y 42,27% respectivamente). Los puestos para mandos intermedios se mantienen en unos niveles muy similares a los del ejercicio anterior, pese a mostrar un leve descenso (11,32% frente al 11,54%). La mayor caída se refleja en los puestos dirigidos a empleados, que pasan de un 45,46% el año pasado a un 36,39% este año. Por el contrario, los técnicos experimentan el mayor crecimiento y pasan a acaparar el 51,02% de la oferta, 8,7 puntos por encima de la cifra en 2017.

Concentración territorial

Cataluña se posiciona como la autonomía que más candidatos con estudios de Formación Profesional requiere (25,3%) y supera, de esta forma, a Madrid, que cuenta con el 22,6% de la oferta. La tercera posición corresponde a País Vasco (14,02%), con cifras similares a las del ejercicio anterior (13,9%). Estas tres comunidades autónomas concentran más del 60% de las ofertas dirigidas a candidatos con este tipo de formación.

En el lado contrario se sitúan La Rioja, que tan solo acapara el 0,78% de las ofertas; Extremadura (0,40%); Ceuta (0,05%) y Melilla (0,04%).