\Video: Ocho trucos para ahorrar más de 75 euros al mes al hacer la compra en el supermercado

Ocho trucos para ahorrar más de 75 euros al mes al hacer la compra en el supermercado

El lugar donde adquirimos los productos, aprovechar las promociones y hacer una lista, entre otras medidas, pueden reducir el tique anual en hasta 930 euros anuales

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ahorrar en bienes de primera necesidad como los que componen la cesta de la compra del súper también es posible. El lugar donde adquirimos los productos, aprovechar las promociones que merecen la pena y hacer una lista con lo que realmente necesitamos, entre otras medidas, pueden suponer un ahorro de hasta 930 euros anuales (77,5 euros mensuales), según el portal Kelisto.es.

En esta línea, repasamos algunos de los trucos más efectivos para no gastar de más al llenar la cesta en el supermercado.

1. Recurrir a los supermercados más baratos. Elegir bien el supermercado donde hacemos la compra puede suponer un ahorro de 947 euros al año, según un estudio de la OCU realizado en 2018. En base a este análisis, econtramos que la cadena más barata es Supermercados Dani, unos establecimientos que solo están implantados en algunas localidades de Andalucía. A nivel nacional, el que ofrece un mejor nivel de precios es Alcampo -aunque es un 6% más caro que Dani- seguido de Mercadona y Carrefour.

2. Decantarse por productos de temporada. Los frescos de temporada suelen ser más económicos que los que se venden fuera de su época de recolección natural. En la organización de consumidores OCU destacan que los productos de temporada suelen contar con una mejor calidad y por lo tanto, son mejores también para nuestra salud. Los alimentos a granel también son más económicos ya que el cliente se ahorra los costes del envasado.

3. Comparar el precio por la unidad de medida. Comprar en el supermercado en formato grande, familiar o ahorro no siempre es más barato que el mismo producto en un envase pequeño. Por ello, desde la OCU aconsejan que antes de meter el producto en el carrito se compare su precio por unidad de medida (kilo, litro, por dosis, por rollo, etc), «que es un dato obligatorio» de cara a informar mejor al cliente.

4. Aprovechar las ofertas. Los expertos de Kelisto recomiendan optar por las promociones como las de 3x2 y los descuentos ya que hay productos no perecederos que se pueden almacenar en la despensa y consumir en días posteriores. No obstante, conviene revisar que los descuentos y promociones sean reales y comprobar el precio anterior y por separado de cada artículo.

5. Ojo con los alimentos «con apellido». En la organización de consumidores aseguran que los alimentos «con apellido» suelen ser más caros. Aquí se incluyen todos los productos que en su etiquetas añaden palabras como «casero», «artesanal», «eco», «bio», «tradicional», «enriquecido» o «aligerado».

6. Optar por las marcas blancas. El ahorro que se consigue al llenar la cesta con alimentos de marca blanca es notable ya que las familias españolas pueden llegar a economizar una media del 31%, según los cálculos de Tiendeo.com. Los productos en los que se puede encontrar más diferencia de precios son la cerveza (80%), los productos cárnicos (61%) y el agua (38%).

7. Tarjetas de fidelización. En Kelisto subrayan que con las tarjetas de fidelización de los supermercados se puede acceder a vales de descuento (del 5% al 20%) y a precios o promociones especiales.

8. Escribir una lista. En la web Preahorro.com aconsejan que realizar una lista con los productos que realmente necesitamos y ceñirse a ella puede suponer un ahorro de hasta un 25%, un porcentaje que se traduce en 100 euros al mes.