La responsable de Nutrición de Nestlé vela por una alimentación saludable
La responsable de Nutrición de Nestlé vela por una alimentación saludable

«Nutriplato es un método para ayudar a los niños a comer bien»

Laura González, responsable de Nutrición de Nestlé España, explica las bondades de este método, desarrollado con el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nestlé lleva más de 150 años dedicados a la nutrición. De hecho, nació en 1866, cuando Henri Nestlé crea un revolucionario alimento infantil para que lo consumieran bebés que no podían tomar el pecho con el fin de frenar la elevada tasa de mortalidad de la época. Desde entonces, la multinacional de origen suizo, que lleva más de un siglo en España, no ha cesado de investigar y desarrollar productos con la nutrición como centro de su negocio, hasta el punto de fijarse diez compromisos nutricionales, como la eliminación de las grasas trans, la reducción de las saturadas, sal y azúcar en sus productos e impulsar programas de educación en nutrición y estilos de vida saludable. Laura González es la responsable de nutrición de Nestlé España y vela por el cumplimiento de los 10 compromisos nutricionales de la Compañía. Bajo esta premisa nace Nutriplato, un método de educación nutricional desarrollado conjuntamente con el Hospital Sant Joan de Déu, de referencia en pediatría.

—¿Cómo hacer atractivos los alimentos sanos?

—Es importante la cocina. Las recetas o cocinar se está perdiendo en los hogares españoles porque vamos con prisas. Si cocinamos siempre las verduras al vapor o hervidas, es difícil que resulten atractivas. En el hogar hay que innovar, involucrar a los niños en el acto de cocinar, que nos acompañen a la compra, comer juntos.

—¿La carencia de frutas y verduras en la dieta de los menores es lo que más afecta su salud?

—No es solo carencia. Importan mucho las proporciones. En las comidas principales, siempre tiene que haber el doble de verdura y hortalizas que de hidratos de carbono y ocurre al revés. El IV Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias revela que solo el 17% de los padres da a los hijos la fruta recomendada, mientras el 54% da la cantidad aconsejada de verdura.

—¿Son conscientes los padres del problema de exceso de peso?

—Hay una diferencia entre la percepción de los padres y la realidad de la alimentación de sus hijos. Según el último Observatorio, el 82% de los padres considera que sus hijos tienen un peso normal, un 10% piensa que presentan bajo peso y el 8% restante cree que tienen sobrepeso. La realidad indica que el 30% de los niños presenta sobrepeso. Además, uno de cada tres padres conscientes del sobrepeso de sus hijos, declara que le inquieta «algo» o «poco o nada» y a más de la mitad de los progenitores de niños obesos le preocupa que su hijo coma menos de lo que necesita.

La compañía, que lleva más de un siglo en España, es la que más invierte en I+D nutricional

—¿A qué edad empiezan a ganar peso?

—La edad de 7 años es clave porque supone un punto de inflexión y aumenta la tendencia al exceso peso. De los 3 a los 6 años, la obesidad alcanza el 28% de los niños y se eleva desde los 7 años al 34%. Los niños aumentan su grado de autonomía entre los 7 y 8 años y se desmarcan de los padres, deteriorándose los hábitos alimentaros, empezando por sacrificar las ingestas de media mañana y merienda. Solo el 37% de los niños entre 10 y 12 años toman algo a media mañana y sacrifican una de las 5 comidas diarias.

—¿Fracasa la dieta mediterránea?

—Está claro que estamos perdiendo la dieta mediterránea, que tiene innumerables beneficios para la salud. Para revertir esa tendencia Nestlé ha lanzado Nutriplato, un método de educación nutricional que ayuda a las familias a saber qué deben comer los pequeños y en qué cantidades. Se basa en principios básicos, como consumir 5 raciones de frutas y verduras, comer tres veces a la semana pescado azul, ingerir legumbres, frutos secos, usar el aceite oliva para cocinar y en crudo y que los cereales sean preferentemente integrales. Recetas tradicionales, como por ejemplo los garbanzos con espinacas y bacalao, son extraordinarias. 

—¿Cuáles son los alimentos estrella que deberían comer?

—No se trata de alimentos estrella, porque lo importante es que la alimentación, para que sea saludable, debe ser equilibrada, variada, adaptada a la edad y suficiente. La clave está en la proporción, y las verduras y hortalizas tienen que ocupar la mitad de las comidas principales. La primera receta de Nutriplato es la paella, pero hay más innovadoras, como las hamburguesas de lentejas con arroz, entre otras.

—¿Cómo colabora el Hospital de Sant Joan de Déu con ustedes?

—Hace mucho tiempo que trabajamos con este hospital de referencia pediátrica. Hace dos años surgió la iniciativa de elaborar un método de educación nutricional, porque hasta la fecha se ha escrito mucho en el mundo académico pero no existía un método fácil y aplicable. En Nutriplato, un proyecto pionero en Europa, hemos trabajado 20 profesionales del hospital y de Nestlé, entre pediatras y nutricionistas, para elaborar los materiales.

—¿A qué aspiran?

—El objetivo inicial es llegar a 40.000 niños y a 10.000 nutricionistas en una primera fase. La vía de acceso es la web www.nutriplatonestle.es También llegamos a los profesionales de la salud a través de las consultas pediátricas, para que hagan llegar el método a los pacientes. Pero Nutriplato es un recién nacido y estamos estudiando acceder a las familias también a través de las escuelas.

—¿La iniciativa será replicable?

—España es un referente y el método está gustando internacionalmente. En Nestlé España hemos hecho una adaptación del Plato de Harvard hacia la dieta infantil de entre 4 y 12 años, pero muy visual. También contiene mensajes como muévete e hidrátate siempre con agua dentro y fuera de las comidas.