Nuevo Gobierno... Antiguos retos para los autónomos

La reforma de la prestación por cese de actividad, la jubilación activa, los falsos autónomos, cotizar en función de la retribución, la morosidad... hay muchas tareas pendientes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La llegada de un nuevo Gobierno siempre es una oportunidad. Una oportunidad para todos los españoles. Yo siempre he querido verlo así. Pienso que los cambios son una buena ocasión llena posibilidades, en mi caso para los autónomos. El anterior Ejecutivo estuvo seis años dirigiendo este país y los autónomos pactamos con él 33 medidas en la primera legislatura y, en estos dos últimos años, logramos negociar con el partido que lo sustentaba y con todo el resto del arco Parlamentario otras 22 reformas más que se aprobaron en el Congreso por unanimidad y que se recogen en la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo.

Pero en los 23 años que la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA viene luchando en favor de los intereses del colectivo, hemos trabajado igualmente con todos los gobiernos que se han sucedido. Y es lógico porque la misión de ATA no es otra que defender los intereses de los autónomos y lograr reformas que les ayuden en lo personal y también que favorezcan el crecimiento de sus negocios.

De esta manera, ayudamos a sacar adelante el Estatuto del Trabajo Autónomo en la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, un marco único en Europa, y con el anterior Gobierno de Aznar negociamos para que los autónomos pudieran cobrar la baja desde el cuarto día o para que se suprimiera el Impuesto de Actividades Económicas, por citar sólo un par de temas. Durante las últimas dos décadas, hemos colaborado a impulsar más de 60 reformas que espero hayan servido para poner a los autónomos en el lugar que les corresponde y para hacerles la vida un poco más llevadera.

Por eso digo que el cambio de Gobierno abre una nueva etapa llena de posibilidades para los autónomos ya que, al igual que con los ejecutivos anteriores, nuestra aspiración es colaborar con el Gobierno de Pedro Sánchez para lograr arreglar muchos problemas que tienen los autónomos, también algunos quedaron pendientes en la legislatura anterior. Me gustaría citar alguno.

Es necesario abordar de una vez la reforma de la prestación por cese de actividad, el llamado paro de los autónomos. No es posible que muchos trabajadores por cuenta propia estén pagando durante años su cuota para que, cuando la solicitan porque desgraciadamente han tenido que cerrar su negocio, se la denieguen porque los requisitos que se impusieron en la ley son leoninos. También es necesario que a los autónomos les merezca cotizar por esta prestación aumentando su cuantía y duración. Sin olvidar que los autónomos no tenemos derecho al subsidio de 426 euros como la disfrutan los asalariados cuando se les agota el paro.

También hay que extender la jubilación activa que permite compatibilizar el cobro de la pensión con el trabajo por cuenta propia a aquellos autónomos que no tienen empleados a cargo, ya que la anterior reforma circunscribía esta posibilidad a los que tienen algún trabajador.

El combate contra los falsos autónomos

Los autónomos nos piden que ayudemos a definir de una vez lo que es la habitualidad para que exista seguridad jurídica y para que se sepa quién realiza una actividad por cuenta propia y quién se limita a realizar trabajos esporádicos. Junto con ello, hay que tener una especial sensibilidad para con aquellos autónomos cuyos ingresos están por debajo del Salario Mínimo Interprofesional permitiéndoles cotizar con una tarifa plana reducida.

Y creo que estaremos de acuerdo con el nuevo Gobierno en que es esencial combatir los falsos autónomos creando un registro obligatorio en el que figuren todos los trabajadores económicamente dependientes (trades) y donde ellos mismos puedan declarar a qué empresa o grupos de empresas prestan su servicio. De esta manera, se podrá controlar esta figura que es la más utilizada por quienes pretenden precarizar el mercado laboral obligando a ser autónomos quiénes deberían ser asalariados.

También deberíamos permitir a las empresa cotizar por los autónomos societarios en función de su retribución. Ello tendría un efecto beneficioso porque el autónomo no tendría que asumir ese coste y subirían las bases de cotización de muchos autónomos societarios ya que más de la mitad pagan la cuota mínima.

Y en esta nueva etapa se debería intentar acabar de una vez por todas con la lacra de la morosidadque sigue afectando a los autónomos, a las pymes y a la economía en general. Porque el que no cobra no puede hacer frente tampoco a sus obligaciones y a sus salarios. Es imprescindible aprobar un régimen sancionador de la Ley de Morosidad, la norma con más insumisos de la historia, que penalice a quién habitualmente retrasa sus pagos.

Módulos y segunda oportunidad

Los transportistas autónomos también necesitan que se mantenga el límite actual de módulos porque, lo contrario, supondría expulsar a muchos de esta actividad. También es necesario que los autónomos puedan deducirse los pagos que realizan de manera electrónica o telemática sin necesidad de factura: Y establecer mecanismos de segunda oportunidad promoviendo una ley que permita a los trabajadores por cuenta propia que fracasan volver a emprender.

Y por último ya es hora que quede fijada la representación institucional de los autónomos. Eso es algo que quedó estipulado en laLey de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomoy que la norma obliga a solucionar antes del otoño. Ahí está la entrada de las organizaciones más representativas de autónomos en el Consejo Económico y Social (CES) y la creación del Consejo del Trabajo Autónomo.

Como se puede ver, hay materia de sobra para remangarse la camisa y ponerse a trabajar. Como decía, estamos en el inicio de una nueva andadura que no podemos desaprovechar si queremos solucionar los graves problemas personales y en el ámbito de sus negocios que preocupan a los autónomos Por parte de ATA, la nueva ministra de Trabajo, Seguridad Social y Migraciones, Magdalena Valerio, tiene asegurada la máxima colaboración y lealtad. A la organización que presido siempre le ha preocupado, por encima de todo, el bienestar de los autónomos. Y estaremos encantados de colaborar con este nuevo Gobierno, como hemos hecho con los anteriores, para mejorarlo.

LORENZO AMOR, PRESIDENTE DE ATA (FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS- ATA)LORENZO AMOR, PRESIDENTE DE ATA (FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS- ATA)