Nuevo aspecto de la tienda insignia de Unode50 ubicada en la calle Serrano de Madrid
Nuevo aspecto de la tienda insignia de Unode50 ubicada en la calle Serrano de Madrid

La nueva cara de la joyería «made in Spain»

Unode50 renueva su imagen de marca y abrirá en octubre su primera tienda en China

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con la remodelación de su tienda insignia en pleno centro de Madrid (en la calle Serrano), la marca Unode50 renueva su imagen manteniendo la esencia artesanal que caracteriza a estas piezas únicas, exclusivas y cargadas de diseño y creatividad. Es lo que ha distinguido siempre las joyas de esta marca, que puede presumir, además, de ser un sello puramente «made in Spain». Las pulseras, pendientes, collares... se conciben en la mente de José Azulay (el fundador, presidente de la marca y director de diseño) y su equipo creativo, y luego son elaborados por los artesanos de los talleres de Alcobendas (Madrid). Hasta han creado una aleación propia que respeta el carácter artesanal del proceso de fabricación, y junto a otros materiales como el cuero, cristales y perlas, permite darles ese carácter único impreso en cada pieza.

En la nueva imagen, la marca busca que sus productos «brillen más.Queremos tiendas más experimentales, luminosas, donde van a ocurrir cosas», cuenta el CEOde Unode50 Javier Gala. Un nuevo concepto que ya fue estrenado en el Soho Neoyorquino con gran éxito y que muestra la evolución de la marca: una combinación entre su estilo atrevido y su carácter artesanal.

Factura casi 70 millones de euros al año y cuenta con más de 630 empleados

El futuro que se plantea esta empresa va mucho más allá de renovar su imagen. En octubre, Unode50 abrirá su primera tienda en China como parte de un plan de expansión en el país asiático que tiene por objetivo instalar entre 35 y 40 tiendas en los próximos tres años. «Lo haremos de una forma ordenada. China tiene un potencial enorme. Un público joven, muy informado, que conoce lo que ocurre a su alrededor», indica Gala. El primer centro estará ubicado en Shanghái, le seguirán otros en Beijing y Hong Kong. Para acompañar este proyecto, Unode50 también entrará en Tmall Global, la principal plataforma digital de ecommerce china.

Por ahora, la empresa cuenta con 92 tiendas en más de 45 países (49 propias), aunque sus diseños se venden en más de 70 Estados. En los últimos años ha logrado triplicar su facturación, alcanzando casi los 70 millones de euros anuales. Y cuenta con más de 630 empleados.

El alma de estas joyas es su fundador José Azulay. Pasó de embellecer y reparar, después del colegio, los relojes estropeados que sus padres tenían en un bazar en Melilla a crear una empresa y una marca internacional como Unode50 en 1999. «Empecé en el mundo de la relojería. Fabricaba en China y hacía mis propios diseños», recuerda.

Pero los relojes se le quedaron cortos. Azulay necesitaba expresar más. «Los relojes no me daban lo que yo quería transmitir. Así empecé a diseñar joyas y me sentí más realizado», dice. Al principio las vendían los representantes que también mostraban sus relojes. Hasta que alguien le habló de una empresa de productos de regalo, que compró y transformó en lo que es hoy Unode50.

En principio fabricaba solamente 50 piezas de cada modelo. «Pero hemos crecido tanto que ya no lo hacemos aunque a veces seguimos fabricando algunas ediciones limitadas con 50 piezas», explica el fundador.

¿El secreto de este éxito? «La gente busca algo diferente —explica Azulay— y no quiere ponerse lo que lleva todo el mundo. Unode50 son diseños diferentes, con personalidad, únicos, que transmiten sensaciones. Les pongo mucha alma y creatividad. Y la gente se apasiona mucho».