Avión de British Airways aterriza en Heathrow
Avión de British Airways aterriza en Heathrow - AFP

IAG no descarta subir sus tarifas para compensar la caída de la libra

El incremento se aplicaría a la aerolínea British Airways, tras el voto favorable al Brexit

Actualizado:

El consejero delegado de International Consolidated Airlines Group (IAG), Willie Walsh, admitió hoy que podría ser necesario «reajustar las tarifas» de la aerolínea británica British Airways (BA) para compensar la caída de la libra, tras el voto favorable al Brexit en el Reino Unido, recoge Efe.

En una teleconferencia con periodistas, Walsh subrayó, no obstante, que esa devaluación convierte a BA, la única aerolínea del grupo que opera en libras, en «más competitiva», pues es «exportadora», por lo que sus servicios serán más atractivos para clientes de fuera de este país.

La depreciación de la moneda británica después del referéndum del 23 de junio ha tenido un efecto negativo en los resultados del grupo en el tercer trimestre, con un coste de 162 millones de euros por el tipo de cambio, ha indicado hoy la empresa.

«Somos plenamente conscientes del impacto de los tipos de cambio, tienen un efecto considerable en la conversión de nuestro beneficio a euros, pero no vemos ninguna razón para reducir las tarifas de BA, si acaso las tendríamos que subir para compensar el impacto de la caída de la libra», dijo el consejero delegado.

Walsh añadió que la libra «no seguirá bajando siempre», y se mostró optimista sobre la evolución a corto plazo de la compañía -que incluye a BA, las españolas Iberia y Vueling, y la irlandesa Aer Lingus-, con un beneficio operativo previsto de 2.500 millones de euros en 2016.

International Consolidated Airlines Group (IAG) informó hoy de que tuvo un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 1.484 millones de euros, un aumento del 25,8% respecto al mismo periodo de 2015, en lo que el consejero delegado calificó de un «entorno económico difícil».

Walsh reconoció a la prensa que 2016 está siendo «más difícil de lo que se esperaba», debido a una mayor debilidad económica en Brasil, lo que afecta a las operaciones en Latinoamérica, y en Europa.

Además, han afectado más que otros años las huelgas de controladores aéreos, que «han tenido un gran impacto en las operaciones europeas» del grupo, al no poder sobrevolar Francia, apuntó.

Por otra parte, Walsh dijo que el grupo hispano-británico no está tomando medidas específicas para preparar el «brexit» o salida del Reino Unido de la Unión Europea, pues no prevé «ningún impacto regulatorio» ni estructural para la empresa.