Desde la Oficina de Seguridad del Internauta alertan sobre la descarga de aplicaciones maliciosas
Desde la Oficina de Seguridad del Internauta alertan sobre la descarga de aplicaciones maliciosas - ADOBESTOCK

No conteste la llamada ni abra el mensaje, puede ser una estafa a través de su teléfono móvil

Repasamos los timos más frecuentes que pueden inflar lo que pagas por el uso de tu terminal a final de mes

Actualizado:

Cobros por devolver llamadas perdidas que son un timo, mensajes de suscripción, aplicaciones fraudulentas y en los últimos meses, los sistemas de pagos no autorizados a terceros en facturas, entre otros. Como ejemplo de una de las mayores estafas de este tipo en España, la Guardia Civil desmanteló a mediados de 2017 una organización fraudulenta que había birlado unos 30 millones de euros a un millón de clientes de telefonía móvil y que se saldó con 17 detenidos. La investigación comenzó después de que las operadoras alertaran de un aumento de llamadas a números de tarificación adicional de madrugada y sin que el cliente se diera cuenta. Los delitos tenían lugar después de que los estafadores hubieran conseguido engañar a los usuarios a través de la descarga de aplicaciones fraudulentas con las que se realizaban las llamadas automáticas sin sonido.

Pero, el fraude de estas llamadas automáticas no es el único al que se pueden enfrentar los consumidores españoles. A continuación, repasamos los timos más frecuentes que pueden inflar la factura de teléfono móvil a final de mes si no se tiene cuidado:

Llamadas perdidas de un solo tono

Suena el teléfono, pero no te da tiempo a contestar porque solo ha dado un tono y el número que aparece en pantalla suele incluir un prefijo extranjero. La Guardia Civil alertó hace unos meses de este timo y recalcó que los prefijos suelen ser el 355 Albania, 225 Costa de Marfil, 233 Ghana, 234 Nigeria. «Dada la brevedad de la llamada, suele ser difícil de responder, por lo que el usuario procede a la devolución de la misma. Y aquí comienza el fraude, pues la llamada es derivada a un número de tarificación especial. Esto, dependiendo de la duración de la llamada, puede dar lugar a un coste superior a 10 euros», explica Esperanza Palacio, abogada en el reclamador.es.

Si recibes una de estas llamadas, lo mejor es no devolverla ya que pueden ser teléfonos con tarificación adicional. Para intentar no caer en las redes de este engaño, en reclamador.es aconsejan comprobar el prefijo del número de teléfono. «Además, actualmente, dependiendo de la versión del móvil que tengamos, podemos comprobar cuántas veces sonó esa llamada sin responder. Si tuvo uno o dos tonos, es recomendable mantener cautela», añade Palacio.

Descuentos falsos por WhatsApp

En un informe de la compañía de ciberseguridad de Eset advierten de que uno de los timos más frecuentes que se dan en la popular aplicación de mensajería instantánea suelen venir a través de cupones falsos de descuentos como los que han circulado en referencia a empresas como Ikea, H&M o KFC. En España y otros países de América del Sur también se difundieron ofertas falsas de empleo en las que se animaba a pinchar y dejar los datos en un enlace fraudulento.

La abogada de el reclamador.es lo explica así: «Crean un anuncio con un gran descuento en firmas conocidas de telefonía, moda, alimentación, etcétera, que se viraliza rápidamente entre los clientes de WhatsApp. Estos acceden a esa aplicación o enlace, donde les piden completar formularios con sus datos personales. DNI, nombre completo, número de tarjeta bancaria, etc. Estos datos son utilizados por esos terceros para realizar compras, suscripciones o cualquier otro acto que tiene, como consecuencia final para la víctima del engaño, una pérdida económica».

Cargos de servicios

Por su parte, los portavoces de la organización de consumidores OCU subrayan los peligros de utilizar el móvil como medio de pago de servicios prestados por terceros y que se cargan en la factura mensual. Este modo de proceder, legal en principio, está siendo utilizado por estafadores para que los consumidores paguen por servicios que no han solicitado de forma expresa. Las adhesiones se realizan en el terminal telefónico mediante un clic, aunque muchos usuarios han denunciado a la OCU que ni siquiera son conscientes de haber contratado nada. «El primer cargo en la factura es inmediato, pero se repetirán semanalmente. En el mejor de los casos, nuestra compañía, mediante un SMS, nos habrá anunciado la contratación de 'algo'», aseguran desde la asociación.

Mensajes de pago y «premium»

Aunque ya están en desuso, diversas organizaciones fraudulentas han robado miles de euros a los españoles a través de los SMS de pago y premium. Con los primeros, el usuario era engañado al mandar varios mensajes con recargo para obtener un politono . Sin embargo, con los SMS premium, el cliente paga más de un euros por recibir cada mensaje con contenidos digitales y por los que no recibe ningún servicio.

Tarificación adicional

También están pasados de moda ya que los consumidores son capaces actualmente de identificar el engaño, pero hace unos años proliferaron los números de tarificación adicional que empezaban por números como 903, 906, 905, 803 o 806. Asimismo, desde la OCU advierten de los números 118, ya que son servicios de tarificación adicional que no están regulados por la normativa y cuyo importe de recargo decide la empresa propietaria.

Copia de tarjetas SIM

Con la transmisión inalámbrica bluetooth, que permite el envío de diferentes archivos entre teléfonos u otros dispositivos, los estafadores pueden tener acceso a la tarjeta SIM del usuario. Desde el reclamador.es ponen el siguiente ejemplo: «Mediante mensajes SMS o a través de aplicaciones descargadas de páginas no oficiales o de dudosa procedencia se podría llegar hasta la tarjeta SIM del usuario y realizar una copia exacta de la misma en caso de que el bluetooth esté activado». Esta técnica see conoce con el nombre de SIM «swapping» (intercambi) o SIM «hijacking» (secuestro).

Mediante esta técnica, los estafadores pueden cargar gastos adicionales a la factura del móvil afectado y también acceder a los datos personales almacenados en la tarjeta. «Por ello, es recomendable mantener la conexión bluetooth desactivada en todo momento, salvo en aquellos casos en los que sea necesario su uso. Por ejemplo, para conectar el teléfono al dispositivo manos libres de un vehículo al de conducir. Asimismo, es aconsejable desactivar el bluetooth en lugares como conciertos o manifestaciones, pues en las grandes aglomeraciones se multiplican los riesgos de sufrir este tipo de estafa», subraya Palacio, abogada de el reclamador.es.

Aplicaciones maliciosas

Por último, desde la Oficina de Seguridad del Internauta alertan sobre la descarga de determinadas aplicaciones maliciosas que pueden inducir a estafas. Entre las más frecuentes están las que programan llamadas de tarificación adicional, las que realizan falsos clics en anuncios publicitarios, las que facilitan al atacante un acceso remoto al móvil, las que espían conversaciones y mensajes o roban datos y contraseñas o los troyanos bancarios.