Netflix mantiene sus previsiones para el próximo trimestre, en el que espera obtener 7 millones de nuevos suscriptores
Netflix mantiene sus previsiones para el próximo trimestre, en el que espera obtener 7 millones de nuevos suscriptores - REUTERS

Netflix gana un 8,8% menos en lo que va de año y capta un número menor de suscriptores de lo previsto

La plataforma de contenidos logra 12,3 millones de altas en todo el mundo, pero en el segundo trimestre (de abril a junio), se cerró con solo 2,7 millones de nuevos clientes, casi la mitad de los 5 millones previstos

San FranciscoActualizado:

La plataforma de entretenimiento en directo Netflix ha informado anoche de unas ganancias de 614,7 millones de dólares en lo que va de año, un 8,8% menos que en el mismo período de 2018. Una cifra en la que ha podido influir que el incremento de clientes fue casi la mitad de lo previsto durante el último trimestre y que le llevó a caer la acción un 12% en el Nasdaq.

En concreto, entre enero y junio, la empresa con sede en Los Gatos (California, EE.UU.) ha ingresado 9.444 millones de dólares, por encima de los 7.608 millones facturados en los seis primeros meses del ejercicio anterior, pero ha visto incrementado sus gastos de marketing, administración y desarrollo.

Todo ello, sumado a la súbita ralentización en la cifra de nuevos abonados, ha adelgazado los beneficios de Netflix e hizo que sus accionistas se embolsasen en la primera mitad del año 1,41 dólares por título, frente a los 1,55 ganados en el mismo período del ejercicio pasado.

Desde enero, la empresa de producción de contenidos audiovisuales ha logrado 12,3 millones de suscriptores en todo el mundo, pero el dato que eclipsó a todos los demás en la última sesión en Wall Street fue el del segundo trimestre (de abril a junio), que se ha cerrado con 2,7 millones de nuevos clientes, casi la mitad de los 5 millones que esperaba la empresa.

Esta cifra también se encuentra significativamente por debajo de las 5,5 millones de suscripciones conseguidas el segundo trimestre de 2018, y constituye una caída en picado con respecto a los 9,6 millones de nuevos clientes que la compañía captó en el período invernal (enero a marzo).

Aparente optimismo

Pese a los malos datos, Netflix ha mantenido unas expectativas optimistas para el próximo trimestre, en el que espera obtener 7 millones de nuevos suscriptores, por encima de los 6,1 millones logrados en el tercer trimestre de 2018.

La compañía ha justificado en parte el fallo de sus cálculos de futuro precisamente por el «éxito» obtenido hace tres meses, al entender que muchos clientes habrían adelantado su decisión de compra de primavera a invierno y por tanto los buenos números de enero a marzo serían en parte responsables de la caída entre abril y junio.

La explicación no terminó de convencer a los inversores en Wall Street, y en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos las acciones de Netflix caían un 12,1 % hasta los 318,34 dólares por título.