Ricardo Costa e Ignacio Barandiarán celebran la unión

Nace el gigante ibérico de los productos de seguridad

BC Diid surge la fusión de los dos referentes sectoriales de España y Portugal

CORRESPONSAL EN LISBOAActualizado:

Las dos mayores empresas de la Península Ibérica en servicios de seguridad, la portuguesa BC y la española Diid, se han fusionado para crear el gigante BC Diid, capaz de competir con mayor solvencia en el conjunto de la Unión Europea. El nuevo conglomerado ya está operativo bajo la dirección conjunta de Ricardo Costa, por parte lusa, y de Ignacio Barandiarán, cabeza visible de la firma originaria de Cantabria. Objetivo: la distribución de equipamientos electrónicos de seguridad estática, con 40 marcas representadas para instalaciones industriales y comerciales, incluyendo soluciones de robótica.

El proceso de integración solo acaba de comenzar, pero la atención dual es un hecho y la red de oficinas se extiende a ambos lados de la frontera: Madrid, Barcelona, Santander, Alicante, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife permanecen abiertas en España, mientras que Lisboa, Vila Nova de Gaia (frente a Oporto), Braga y Madeira hacen lo propio en suelo portugués. «Esta fusión desemboca en la creación de un gigante de distribución de productos de seguridad, cuya máxima prioridad será la proximidad al cliente», explicó al respecto Ignacio Barandiarán.

La nueva firma prevé facturar 40 millones de euros este año y 50 en 2022

Unas palabras refrendadas por su colega Ricardo Costa: «La unión supone una gran oportunidad de crecimiento y la implementación de sinergias estratégicas para escalar posiciones en el mercado internacional». Más aún: «La unión de todos los recursos de BC y Diid se traduce en una mayor eficiencia logística, un mejor servicio técnico, la ampliación de marcas y una mayor proximidad con los clientes, que podrán operar con la empresa de forma absolutamente normal, como sucederá durante todo el proceso de fusión». La dimensión que adquiere la empresa resultante queda retratada en sus cifras de facturación, que se prevén en 40 millones de euros este año y en 50 millones de aquí a 2022.

Justo después de cerrar el acuerdo ibérico, Diid se comprometió con la italiana Inim Electronics de cara a promover su inmersión en la Península. Incendio, intrusión e iluminación de emergencia constituyen las grandes especialidades de la firma, que ahora suma fuerzas con el conglomerado lusoespañol. Por tanto, BC Diid ejerce ya como un modelo de cooperación empresarial entre los dos países, lo que puede derivar en una mayor competitividad y, tal cual demuestra la acción conjunta con Inim, en una expansión de posibilidades internacionales. De forma paralela, otra firma española, Eurotronix, acaba de anunciar la extensión de su negocio de distribución de componentes electrónicos a Portugal, un mercado al alza que ahora mismo copa un 3% de sus 13,5 millones de euros de facturación, pero que está llamado a crecer a corto y medio plazo.

Y la inmobiliaria madrileña Merlin Properties se halla en fase de estudio para su proyecto de crear una socimi en Portugal. Son distintos ejemplos de cómo la cooperación empresarial ibérica va a más, algo que solo puede traer beneficios al tejido económico de ambos países. Mucho más en un contexto marcado por las incertidumbres que traen consigo los vaivenes del Brexit.