Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España - EFE

La morosidad de los bancos españoles cierra 2015 a la baja y se sitúa en el 10,12%

Los créditos impagados que acumula el sector se han reducido en más de 4.000 millones de euros, según datos del Banco de España

EFE
MADRIDActualizado:

La morosidad del crédito concedido por bancos, cajas, cooperativas de crédito y financieras que operan en España cerró el pasado ejercicio con un nuevo recorte que la situó en el 10,12%, a punto ya de perder los dos dígitos, frente al 10,35% de noviembre y el 12,51% del cierre de 2014.

Según los datos provisionales publicados este jueves por el Banco de España, la nueva caída de la mora se produce después de que los créditos impagados que acumula el sector se hayan reducido en más de 4.000 millones de euros, hasta quedar en 134.327 millones, igual que el volumen de crédito concedido, que bajó ligeramente hasta 1,327 billones desde los 1,342 billones del mes anterior.

En comparación con el cierre de 2014, la cartera crediticia se ha reducido en algo más de 53.000 millones, desde los 1,380 billones que sumaba entonces, coincidiendo con el proceso de desendeudamiento de las familias y empresas.

Por su parte, los créditos dudosos han registrado un recorte espectacular en esos 12 meses, de 38.276 millones de euros, ya que eran 172.603 millones al cierre de 2014.

También mejoró a cierre de 2015 la morosidad agregada registrada por bancos, cajas y cooperativas, excluyendo a los establecimientos financieros de crédito (EFC), que bajó al 10,20% frente al 10,4 % de noviembre y frente al 12,61 % de diciembre de 2014.

En este caso también se redujo el saldo de créditos dudosos, hasta los 1,274 billones de euros, desde los 1,289 billones del mes anterior.

En el caso de los establecimientos financieros de crédito (EFC), el porcentaje de impagados se redujo al 7,07%, su nivel más bajo en siete años, desde febrero de 2009, después de haber permanecido durante tres meses consecutivos en el 8,69%.

La cartera crediticia de estas entidades, cuyo principal negocio es la financiación de grandes bienes de consumo como automóviles, muebles, aparatos electrónicos o electrodomésticos, siguió aumentando, como ha venido ocurriendo durante todo el año, y alcanzó los 39.859 millones de euros.

Por el contrario, los impagos se redujeron hasta los 2.818 millones, desde los 2.925 millones anteriores, lo que permitió la bajada de la mora.