«No entiendo qué hace el Ibex 35 en 9.600 puntos», admite Laura Sierra de Interbrokers
«No entiendo qué hace el Ibex 35 en 9.600 puntos», admite Laura Sierra de Interbrokers - EFE

La meta ¿imposible? del Ibex 35: volver a los 10.000 puntos

Los expertos consultados coinciden en la posibilidad de que el selectivo recupere esta cota hacia final de año, una vez se China y Estados Unidos lleguen a algún acuerdo o Italia despeje algunas de las dudas sobre su economía

MadridActualizado:

La última vez que el selectivo español cerró por encima de los 10.000 puntos fue el pasado 23 de mayo, cuando terminó la sesión en los 10.025 puntos tras caer un 1,12%. Este viernes el Ibex 35 ha terminado en los 9.589,5 puntos, acumulando en la semana una revalorización del 1,73% compensando parte de las pérdidas provocadas por la episódica crisis de la lira turca. Todo ello, en un contexto vacacional - con menor volumen de acciones y actividad- y unos inversores que miran de reojo la situación en Italia así como el desarrollo de la guerra comercial de Estados Unidos con China o los diferentes ritmos de crecimiento a ambos lados del Atlántico. En este complejo contexto, las circunstancias particulares de España (la moción de censura, por ejemplo) no parecen impactar mucho a decir de los analistas. ¿Es posible recuperar los 10.000 puntos?

Crecimiento y un Ibex a 9.600 puntos

Laura Sierra, jefa de operaciones de Interbrokers, ha reconocido que «los datos macroeconómicos acompañan, también en Europa, y no entiendo qué hace el Ibex 35 en 9.600 puntos». Esta analista lo ha atribuido a «muchos capítulos puntuales que tiran para atrás, de tal forma que los inversores no lo tienen claro a poco que haya ruido político» y llama a analizar la tendencia. Como ejemplo ha citado lo sucedido con la lira turca o la guerra comercial entre las dos principales potencias.

En este sentido, ha destacado el peso que tiene en el selectivo el sector financiero y constatado que «las valoraciones de la banca están por debajo del precio real» por lo que espera un «rebote» fruto de nuevas inversiones: «Tenemos una banca a precios muy atractivos», ha insistido. Sierra ha apuntado que ve factible un escenario en que se vuelva a la cota de los 10.000 puntos este año, y lamenta que Alemania vuelva a jugar el papel de refugio para muchas inversiones. Por descontado, ha añadido, que la normalización de la política monetaria con la subida de tipos favorecerá a esta actividad.

Desde Renta 4 sus analistas mantienen el objetivo de los 10.600 puntos en el Ibex 35 y coinciden en señalar las «cifras sólidas» que respaldan el buen comportamiento de la economía tanto en Estados Unidos como en Europa. «En las actas de las últimas reuniones de la Reserva Federal y el BCE, aunque se hace una lectura muy positiva del crecimiento, también se señalan riesgos como el proteccionismo o los efectos de la normalización monetaria en lso emergentes», han advertido las fuentes consultadas. En este sentido, no creen que la gradual subida de tipos se vea frenada y atribuyen capítulos como las turbulencias entorno a la lira turca el producto de un dólar fuerte junto con unos tipos más elevados en occidente. Las consecuencias sobre valores bancarios como el BBVA son considerados «riesgos acotados».

Para estos expertos, dos son los temas principales que enturbiarían el actual horizonte: Italia con la próxima presentación de su plan de estabilización presupuestaria el próximo 27 de septiembre, donde cualquier exceso sobre el déficit tendría consecuencias en la deuda pública de este país y Fitch podría hacer como Moody` y darse más tiempo para ver el comportamiento del gobierno de Conte. «Vamos a tener revisiones del rating en las próximas semanas, y ya las principales agencias tienen al bono italiano a dos escalones del bono basura, por lo que no creemos que el nuevo gobierno italiano asuma riesgos», han descartado desde Renta 4.

China y Estados Unidos

De igual modo, sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China este grupo de analistas ha apostado por un entendimiento antes de las elecciones estadounidenses de mitad de mandato del 6 de noviembre. «A Trump le interesa adjudicarse una victoria y a China que la economía no acuse el deterioro por la situación actual», han concluido

Para Francisco Vidal, economista jefe de Intermoney (Grupo Imd), el cruce de aranceles entre Estados Unidos y China esta en gran parte «descontado» por los mercados y ha apuntado que «cualquier noticia mejor de lo prevista sirva de soporte para los mercados». Es decir, cualquier acercamiento sería un motivo para el optimismo según este analista. En cambio, se declara sorprendido por que haya pasado «desapercibido» la aproximación entre estadounidenses y mexicanos en materia comercial (Nafta).

EE.UU y Europa: Diferentes ritmos

Para Vidal, « muchas cuestiones que van afectando a España están en Europa» y cita la situación en Italia donde ha afirmado este experto la calificadora Fitch podría hacer como Moody`s y darse más tiempo para ver el comportamiento del gobierno de Conte. Además, ha constatado el peor comportamiento económico de Europa respecto a Estados Unidos. «Por ejemplo, el Stoxx Europe 600 ha padecido caídas de hasta el 3% desde máximos de mayo, mientras que el Standard & Poor`s 500 coquetea con subidas cercanas al 4,5% desde máximos en el mismo periodo», ha destacado este analista que estima rebajas de entorno al 6% desde los máximos mayo en el caso del selectivo español.

Este experto se abstiene de concretar si se recuperará la cota de los 10.000 puntos de aquí a final de año, aunque si ha apuntado que la economía española va a cumplir: « Se va a moderar un poco respecto a 2017», ha apuntado sobre el aumento del PIB. Lo que considera «normal» tras haber cerrado la brecha de crecimiento potencial, una moderación de la actividad y el que otros factores como el precio del petróleo o los tipos de interés ya nos favorezcan menos.