Fachada de la sede central de Nestlé en Suiza
Fachada de la sede central de Nestlé en Suiza

Meridia Capital vende la sede de Nestlé en Barcelona a la gestora de fondos IGIS Asset Management

Desde la gestora, que no ha precisado el montante exacto de la operación, destacan que «ha ejecutado con éxito su proyecto de reposicionamiento, que ha mejorado significativamente las instalaciones, generando un elevado interés en el mercado».

MadridActualizado:

La gestora Meridia Capital ha cerrado la venta de la sede de Nestlé en Barcelona a IGIS Asset Management, una gestora de fondos de origen coreano, asesorado por Savills Investment Management, según ha informado la firma en un comunicado.

El complejo vendido, que incluye 5 edificios de oficinas con una superficie total de casi 50.000 metros cuadrados y una SBA de 27.607 metros cuadrados, está situado en Esplugues de Llobregat, cerca de la Avenida Diagonal de Barcelona.

Desde la gestora han destacado que se trata de una ubicación prime, donde también se encuentran grandes compañías multinacionales como Bayer, Cobega o Codorniu. El complejo, que acoge la sede de Nestlé en España desde los años 70, cuenta además con casi 600 plazas de aparcamiento.

En esta línea, desde la Meridia Capital han recordado que compraron el complejo en febrero de 2016, y que durante este tiempo la firma ha realizado sucesivas actuaciones sobre los activos para reposicionarlos de nuevo en el mercado. Como resultado, el Edificio 1 cuenta ahora con la certificación LEED1 Platino y el Edificio 2 y las zonas comunes con la certificación LEED Oro.

Juan Barba, Real Estate Partner en Meridia Capital ha señalado que «con la venta de este activo damos continuidad al proceso de desinversión de nuestro segundo fondo, el Meridia II». En este sentido, ha destacado que en esto dos años y medio últimos ha mantenido una estrategia value add del fondo «y ha ejecutado con éxito su proyecto de reposicionamiento, que ha mejorado significativamente las instalaciones, generando un elevado interés en el mercado». Por este motivo ha calificado la operación de «un hito muy positivo» para el mercado de oficinas en Barcelona.