Pantalla de la Bolsa
Pantalla de la Bolsa - EFE

El mercado mejora su percepción de la banca europea pese a las crisis del Popular y el Monte dei Paschi

Los precios de las acciones bancarias han crecido, desde primeros de año, en mayor medida que el conjunto de los índices europeos

MADRIDActualizado:

Los inversores han mejorado este año su percepción sobre la situación de las entidades financieras europeas a pesar de la liquidación y reestructuración de algunas de ellas, como el español Banco Popular y el italiano Monte dei Paschi, lo que ha permitido que bajara la volatilidad en bolsa del sector.

Según el informe trimestral de la economía española, publicado este jueves por el Banco de España, ambas crisis no han contagiado de forma "reseñable" a otros activos, ni de renta fija ni de renta variable, a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones.

El informe cita como ejemplo las "dudas" que surgieron en febrero de 2016 acerca de la capacidad de "alguna entidad" para hacer frente al pago de los cupones de sus pasivos contingentes convertibles o "cocos", lo que produjo turbulencias en los mercados de valores que se reflejaron en incrementos de volatilidad, repuntes de las primas de riesgo y caídas significativas de las cotizaciones.

Por su parte, en los mercados bursátiles, en un contexto general de baja volatilidad, los precios de las acciones bancarias han crecido, desde primeros de año, en mayor medida que el conjunto de los índices europeos, aunque en los últimos meses su evolución ha sido algo peor.

Esta percepción más favorable de los mercados sobre los bancos europeos se ha producido "en un contexto de mejora de las perspectivas macroeconómicas y de la situación financiera de las entidades", añade el informe.

Así, el fortalecimiento de la economía de la zona del euro, que se encuentra en su quinto año consecutivo de crecimiento, y el aumento en los niveles de capital y liquidez de los bancos, junto con la mejora de la calidad de sus activos, han contribuido a que los inversores tengan unas perspectivas más positivas acerca de la banca europea.

La menor percepción de riesgo por parte de los inversores se ha traducido en una bajada de los costes de financiación de los bancos en los mercados en el tercer trimestre.

Por su parte, la rentabilidad de la deuda subordinada, que es la que potencialmente absorbería las pérdidas si estas superaran el capital de la entidad, también se ha reducido de manera apreciable en la mayoría de las principales jurisdicciones del área, explica el informe.